En un contexto dónde las tasas de pobreza han alcanzado un 38% en los hogares monoparantales, dónde las mujeres retrasan su natalidad por ver su futuro laboral amenazado, dónde la brecha salarial entre mujeres y hombres ha crecido significativamente desde 2010, se hace necesario repensar la legislación relacionada a los permisos de maternidad y paternidad.
LEER MÁS