El pueblo rohingya se ha convertido en un símbolo de violaciones de DD.HH. Perseguidos en Myanmar y expulsados en su huida a Bangladesh, las autoridades birmanas utilizan la ley y la fuerza para oprimir a esta comunidad étnico-religiosa.
LEER MÁS