Las calles fueron tomadas en Argentina. El 7M representó un falso enfrentamiento entre los sindicatos y el gobierno de Macri. Una obra de teatro que oculta una verdadera ansia de huelga de las bases obreras y la pérdida del control de una cúpula sindical corrompida.
LEER MÁS