20/10/2018 BARCELONA

El retroceso en la lucha contra el hambre

Imagen de portada vía Pinxio.
Una de cada 9 personas del mundo pasa hambre. El número de personas que sufre con el hambre ha vuelto a crecer por tercer año consecutivo, volviendo a datos similares a los de hace 10 años. ¿Qué ha cambiado? ¿Por qué el hambre en el mundo ha vuelto a aumentar?

Una de cada 9 personas del mundo pasa hambre. Eso son los datos del reciente informe – El Estado de la Seguridad Alimentaria en el Mundo – publicado este mes de septiembre. El informe, también evidencia, un retroceso de la lucha contra el hambre. La tendencia positiva en la lucha contra el hambre que hemos observado en el inicio del milenio, se ha ido perdiendo. En 2017 el número de personas con hambre en el mundo, ha vuelto a crecer – 821 millones frente a los 804 millones de 2016.

Según las Naciones Unidas, el objetivo de acabar con el hambre en 2030 peligra. ¿Qué ha cambiado? ¿Por qué el hambre en el mundo ha vuelto a aumentar?

El hambre en números

Meta 2.1 del objetivo de desarrollo sostenible: “Para 2030, poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, en particular los pobres y las personas en situaciones vulnerables, incluidos los lactantes, a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año”.

El número de personas que sufre con el hambre ha vuelto a crecer por 3º año consecutivo, volviendo a ser similares a los datos de hace 10 años. La situación ha empeorado en países latinos y africanos. Las estimaciones más recientes de la FAO muestran que la proporción de personas subalimentadas de la población mundial,  parece haber estado en aumento durante dos años seguidos, y puede haber alcanzado el 10,9% en 2017.

Según el informe, el continente africano tiene el mayor porcentaje de población subalimentada. El hambre afecta a un 20% de la población – 256 millones de personas. La  África subsahariana es la zona más afectada del continente, se estima que el 23,2% de la población, una de cada cuatro personas, de la región sufre con la hambruna.

Los datos muestran que el hambre también creció América Latina. Actualmente 39 millones de personas pasan hambre en latino América (un 6,1% de la población)

Asia que venía presentando una buena progresión en la reducción del hambre, sufre una ralentización de esta tendencia. Este es el continente del mundo con dónde más gente sufre con el hambre en el mundo – 515 millones de personas, un 11,4% de la población.

Imagen disponible en el informe ‘El Estado de la Seguridad Alimentaria en el Mundo’.

En lo que concierne a los niños y niñas, el informe, muestra pocos avances a la hora de luchar contra el retraso del crecimiento infantil. 151 millones (22%) de niños y niñas menores de 5 años  sufren malnutrición. (Datos de 2017).

Más de 50 millones de niños tienen un peso bajo para su estatura y otros 38 millones sufren sobrepeso, según el informe. Los niños afectados por bajo peso para su talla (emaciación) presentan un mayor riesgo de muerte. En 2017, el 7,5% de los niños menores de cinco años sufría esta forma de desnutrición; la prevalencia regional iba del 1,3% en América Latina hasta un 9,7% en Asia.

La mayoría de niños y niñas afectados por la malnutrición está en Asia. Uno de cada 10 niños o niñas menores de cinco años no tienen el peso adecuado para su estatura. Mientras latino América, la proporción es de uno de cada 100 niños.

La desigualdad de género también está en el hambre. Según el informe, las mujeres son las más afectadas. En muchos lugares, las mujeres son las últimas a comer en sus casas y las que más dificultad tienen en acceder a la tierra y ganado.

Según el informe una de cada 3 mujeres en edad reproductiva sufre de anemia. Esto tiene consecuencias para la salud sexual y reproductiva de la mujer y para el desarrollo de la mujer y del niño.

La otra cara de la malnutrición es el aumento de la obesidad. La publicación informa que 1 de cada 8 adultos sufre de obesidad – 672 millones de personas en el mundo, América del Norte es la zona con mayor número de obesos, pero si observa un aumento de los obesos en África y Asia. La obesidad también es un indicador de malnutrición. La dificultad de acceder a alimentos nutritivos, debido su coste más elevados, la inseguridad alimentaria y las adaptaciones fisiológicas a la privación de alimentos son algunas de las razones de aumento de riesgo de sobrepeso y obesidad.

Infografía vía FAO.

El por qué del retroceso

Los conflictos, la inseguridad y las condiciones extremas del clima, causadas por el cambio climático, son los principales responsables para el aumento del hambre mundial. El informe hace especial énfasis en las consecuencias de los fenómenos climáticos. El análisis incluido en el informe indica que la prevalencia y el número de personas subalimentadas tienden a ser más elevados en países muy expuestos a fenómenos climáticos extremos. La subalimentación es también mayor cuando la exposición a estos eventos extremos se ve agravada por un alto porcentaje de población depende de sistemas agrícolas que son muy sensibles a la variabilidad de lluvias y temperaturas.

Según la FAO, el cambio climático está afectando la producción de algunos cultivos principales como el trigo, arroz y maíz en las regiones tropicales y templadas y, si  nada cambia, es probable que la situación empeore a medida que las temperaturas aumentan y se vuelven más extremas.

Los daños a la producción agrícola contribuyen a la falta de disponibilidad de alimentos, con efectos colaterales que provocan alzas en los precios alimentarios y pérdidas de ingresos que reducen el acceso de la población a los alimentos.

El aumento de la violencia y conflictos armados en varias zonas del planeta es otra de las principales causas para el aumento del hambre, 60% de las personas que pasan hambre viven en un país en conflicto, según el Programa Mundial de Alimento (ONU).

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó en mayo (2018) una resolución que reconoce la relación entre conflicto armado y hambre. Esta resolución  “condena enérgicamente la práctica de hacer padecer hambre (a través del bombardeo de infraestructuras básicas de agua, la destrucción de stock de alimentos o el bloqueo de la ayuda humanitaria)  a la población civil como método de guerra en diversas situaciones de conflicto, prohibida por el derecho internacional humanitario”. Con esta resolución el Consejo, recuerda que las partes del conflicto deben facilitar el suministro de alimentos y ayuda humanitaria, el no cumplimento de esta obligación está sujeto a sanciones.

El impacto del hambre, es todavía mayor, cuando país sufre con el conflicto armado y con los desastres naturales. De los 34 países que se encuentran en situación de crisis alimentarias, 14 están en esta situación, afectando a 65,8 millones de personas.

La nutrición es extremadamente susceptible a los cambios climáticos eso queda evidenciado en el deterioro de la calidad de los nutrientes y la diversidad en la dieta de los alimentos producidos y consumidos y los efectos en los patrones de riesgos sanitarios y enfermedad, así como los cambios en la atención maternoinfantil y la lactancia materna.

Ante este panorama las Naciones Unidas pide más esfuerzos de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, reafirma la necesidad de prestar más atención a los grupos más vunerables (mujeres y niños/as) y defiende la necesidad de intervenir para garantizar el acceso a alimentos nutritivos y así romper con la malnutrición.

“Los indicios de una creciente inseguridad alimentaria y los altos niveles de las diferentes formas de malnutrición son una clara y urgente advertencia de que es una necesidad urgente por conseguir para asegurarnos de “no dejar a nadie atrás” en el camino hacia la consecución de las metas de los ODS sobre seguridad alimentaria y nutrición.” (Informe –  El Estado de la Seguridad Alimentaria en el Mundo)

Sólo con el esfuerzo de todos se podrá llegar al Objetivo de acabar con el hambre y malnutrición en 2030.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Suyan Castelo Branco

Una Carioca en Barcelona. Ciudadana comprometida, Internacionalista de formación y Comunicadora por vocación. Licenciada en Ciencia Politica, Master en Relaciones Internacionales , posgrados en Cooperación y en Marketing Digital. Socialmente comprometida, siempre en en busca de la la superación de los limites que impiden una sociedad más justa e igualitaria.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

11 − 7 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!