17/08/2018 BARCELONA

Arte y revolución en Siria: cuando el arte se vuelve una forma de resistencia

Graffiti en las calles de Siria [Foto vía Freedom House].
La Guerra de Siria se inició con la represión de un graffiti y el conflicto no ha podido frenar un estallido creativo que se ha convertido en la única forma que tienen los ciudadanos de expresarse en el contexto actual. En este artículo os presentamos una serie de sirios que se han convertido en artistas por el simple hecho de encontrar, en el arte, una forma de expresarse mediante la pintura, la escultura, la música, la fotografía...

Siria está viviendo uno de los peores momentos de su historia. La ola de violencia se vive día a día y el número de personas heridas y fallecidas aumenta peligrosamente a cada minuto que pasa. La pérdida y destrucción que sufre este país en estos momentos es tanta que miles de personas han decidido huir y buscar refugio en ciudades aledañas, provocando una de las mayores olas de migraciones en la historia reciente. No obstante, todo este dolor que sufre el pueblo sirio no ha logrado callarlo. Y es que si en algo se pueden valorar los éxitos de los levantamientos en la región es en la ruptura con un silencio de décadas. Siria se está resistiendo, y el arte es una prueba de ello.

El estancamiento del arte y la creatividad debido a dictaduras que censuraban cualquier forma de oposición dio paso a un estallido creativo que se manifiesta mediante todas las formas de expresión ciudadana. Desde la música entonada en las manifestaciones hasta las pinturas y graffitis que llenan las paredes, estas expresiones artísticas nos permiten seguir de cerca la evolución del conflicto. De esta manera, los ciudadanos sirios reflejan su dolor y su pérdida en el arte, en el cual ven una forma de expresar lo que sienten frente a una situación que no pidieron vivir.

Graffiti en Jarablus, Aleppo, noviembre de 2012 [Foto: Foreign and Commonwealth Office vía Flickr].

Graffitis, la chispa que inició una guerra

En 2011 unos estudiantes elaboraron un graffiti con eslóganes revolucionarios en una de las paredes de su escuela, teniendo como consecuencia el arresto de estos alumnos y la represión mediante la fuerza por parte del gobierno. La magnitud del castigo dejó atónita a la ciudad y, de repente, las protestas comenzaron. Las fuerzas del gobierno dispararon frente a los opositores al régimen y es así como el conflicto en Siria inició. De este modo, un simple graffiti terminó convirtiéndose en una auténtica amenaza para un gobierno represivo y en un ejemplo del poder que tiene la expresión artística e intelectual de un pueblo.

Aziz al-Asmar, artista sirio de 35 años de edad, se dedica precisamente a pintar graffitis y murales en las paredes de la ciudad de Binnish, al norte de Siria. Sus trabajos reflejan los acontecimientos con mensajes claros dirigidos al mundo islámico y suele realizarlos en edificios que fueron dañados por los ataques aéreos.

La guerra en piedras

Nizar Ali Badr, un artista y escultor de 52 años, vio en las piedras una forma de narrar una historia. Es así como logró componer escenas de la guerra en Siria: un grupo de niños asustados abrazándose a una figura materna o una familia huyendo con sus pertenencias cargadas sobre sus cabezas, entre otras. Todos los días desde hace años va a la playa de Latakia, en la frontera turco-siria, y recolecta piedras y guijarros de todos los tamaños y formas. Luego de crear cada imagen, les toma una foto y las destruye para crear otras.

De esta forma, Nizar logró recrear lo que observa a su alrededor: hogares destruidos, familias desplazadas, niños muertos y personas heridas, situaciones que ocurren en Siria desde que comenzó el conflicto en 2011.

Hasta la fecha ha creado más de 25.000 escenas del día a día de la guerra.Click To Tweet

Arte entre proyectiles

Abul Fuz vive junto a su familia en las afueras de Damasco, donde los bombardeos ya son algo del día a día. Toda la población está acostumbrada  a los disparos y a los proyectiles que caen durante los ataques, e incluso Abul ha visto su casa destruirse por los incendios que se originan gracias a estos. Ante el desolador panorama, este artista de 35 años creó una nueva forma de arte a partir de los proyectiles de mortero, los cuales lo rodean desde que todo el conflicto empezó.

Como él mismo cuenta, existen especialistas que limpian los proyectiles y les quitan el material explosivo que hay dentro de ellos, por lo que él puede utilizarlos como soporte de sus obras. Sobre la superficie de los proyectiles, emplea las técnicas del relieve para plasmar motivos como formas geométricas, vegetales, decoraciones islámicas, entre otros.

La fotografía es revolucionaria

En el 2011, cuando la guerra comenzaba, Baraa al-Halabi estudiaba su primer año de computación en la Universidad de Alepo y su objetivo era ser ingeniero. Sin embargo, al estallar la revolución, decidió abandonar sus estudios y dedicarse por completo a lo que estaba viviendo su país. La fotografía fue la mejor forma que encontró de retratar la realidad en la que se encontraba. Baraa revela lo que los medios de comunicación sirios intentan ocultar: violencia, combates y, sobretodo, miedo. Gracias a sus conocimientos informáticos difunde las manifestaciones y reuniones de la oposición en directo en canales internacionales, y sus fotografías se han dado a conocer en el mundo.

A pesar de que agencias han comprado sus instantáneas y le han ofrecido puestos de trabajo, Baraa quiere quedarse en Siria el mayor tiempo posible para transmitir, mediante sus fotografías, lo que vive la población siria a diario y  el sufrimiento y el terror del régimen sirio.

La música y la guerra

La guerra en Siria ha tenido un impacto en la cultura popular del país. Y la música no podía ser la excepción. Durante el conflicto han surgido distintas expresiones musicales —que van desde el hip-hop hasta el folclore— y que se identifican con cada bando y público. A pesar de la permanente represión, los ciudadanos sirios ven en sus cantos una forma de expresión. Es por ello que suelen agruparse y salir a las calles de distintas partes del país para tocar música, izar banderas y cantar lemas, manifestándose a favor del bando en el que se encuentran.

Estos ejemplos no son las únicas formas de expresión artísticas. La población siria también utiliza pancartas, carteles, graffitis, medios de expresión escrita como la caligrafía, dibujos, cómics, o caricaturas, entre otros. Las voces son también protagonistas gracias a las radios clandestinas o extranjeras que difunden música, discursos, eslóganes, testimonios, reportajes y mensajes de apoyo. Asimismo, las obras audiovisuales están presentes en forma de fotografía, cortometrajes y obras de teatro. A pesar de los cada vez más escasos recursos y las dificultades que ello conlleva, el pueblo sirio está decidido a hacerse escuchar. Y nada ni nadie va a impedírselo.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Yazmin Mezarina

Lima, Perú. Estudiante de Comunicaciones con mención en Comunicación Audiovisual en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Miembro de la Asociación Civil Internacia y Directora de Prensa de la VII edición del PUCPMUN. Me interesan los temas de derechos humanos y política internacional.


One comment

  • María Gracia

    14/06/2018 at

    Es asombrosa la cantidad de información que existe en este blog. Gracias por compartirla.
    ¿Cuál crees tú que es la solución a esta crisis? ¿Es realmente el arte el qué puede cambiar al mundo?

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

11 − 10 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!