La teoría del dominó: ¿un pensamiento que impulsó la Guerra de Vietnam?

Helicópteros y soldados estadounidenses desplegados en Vietnam durante la guerra [Foto vía taringa.net].

La Guerra de Vietnam es conocida por ser uno de los grandes conflictos de la Guerra Fría. Entre 1955 y 1975 el país se sumió en una de los conflictos más largos de la historia del siglo XX.  Con el pretexto de impedir la reunificación de Vietnam bajo un gobierno comunista, Estados Unidos (EE.UU.) decidió dar su apoyo a la República de Vietnam (Vietnam del Sur) y enfrentarse al Frente Nacional de Liberación de Vietnam (Viet Cong).

Así, el conflicto se inició tras el intento de unificar ambos Vietnam en un único gobierno de coalición. El miedo de EE.UU. de que dicha reunificación convirtiese el país en un Estado comunista derivó en diferentes acciones que finalmente  provocaron el levantamiento en armas de varios grupos unidos bajo el autodenominado Frente de Liberación Nacional —conocido popularmente como Viet Cong— rápidamente apoyado por la entonces Unión Soviética (URSS) y China.

Se calcula que en este conflicto murieron entre un millón y 3’9 millones de personas; y Estados Unidos contabilizó 58.159 bajas y más de 1.700 desaparecidos. Pero ¿qué intereses podía tener el gobierno estadounidense en participar en una contienda con un coste humano y económico tan grande? En la Guerra del Vietnam quedaba patente una vez más la bipolaridad del sistema internacional que daría lugar a la teoría del dominó.

La Guerra de Vietnam

Con la proclamación, el 2 de septiembre de 1945, de la República Democrática de Vietnam por parte de Ho Chi Minh, se inició el primer enfrentamiento de las fuerzas nacionalistas de Indochina contra Francia, en lo que se conoció como la I Guerra de Indochina (1945-1954). El punto de inflexión de este conflicto tuvo lugar el 8 de mayo de 1954 con la caída de Dien-Pien-Phu. Automáticamente, del 9 de mayo al 21 de julio del mismo año tuvo lugar la Conferencia de Ginebra sobre Indochina, en la que se decidió dividir el país en Vietnam del Norte y Vietnam del Sur.

Caricatura que representa a los símbolos de los dos bloques de la Guerra Fría (Estados Unidos y la URSS) cargando misiles nucleares [Foto vía iluminateintelecto.blogspot.com.es].

No obstante, este remedio no supuso ni mucho menos el fin de la tensión. El 4 de enero de 1958 grandes agrupaciones de guerrilleros comunistas atacaron una plantación al norte de Saigón, poniendo de manifiesto el aumento de la actividad armada comunista en Vietnam del Sur. El 17 de abril de 1960, Vietnam del Norte protestó contra el aumento de la presencia norteamericana en Vietnam del Sur ante los presidentes de la Conferencia de Ginebra. Este aumento de la presencia norteamericana y la escalada de tensiones acabaron con la intención de reunificar el país por medio de elecciones, en gran parte debido al miedo de EE.UU. al triunfo electoral de los comunistas. Así, la tensión entre ambos territorios derivó en una carrera armamentística apoyada por las dos grandes potencias internacionales y sus aliados.

El detonante de la guerra llegó con el incidente del Golfo de Tonkin. En este incidente, navíos de la Armada de EE.UU. simularon ser atacados por fuerzas de Vietnam del Norte, algo que sirvió de pretexto para que el entonces presidente estadounidense, Lyndon B. Johnson, enviara más de 500.000 soldados al Estado del sur y se iniciara la guerra. En ese terreno, el ejército estadounidense tuvo que enfrentarse a una complicada guerra de guerrillas, encabezada por el Viet Cong. Posteriormente, y con el aumento de bajas en las filas estadounidenses, EE.UU. comenzó a transferir el rol de combate a las fuerzas militares de Vietnam del Sur. Sin embargo, siguió sin obtener resultados positivos.

Finalmente, la guerra se dio por terminada con el “Agreement on Ending the War and Restoring Peace in Vietnam“, iniciado en París el 23 de enero de 1973 por los representantes de ambas partes. Este Acuerdo de Paz, firmado cuatro días después, reconoció formalmente las respectivas soberanías de Vietnam del Norte y Vietnam del Sur. Además, se acordó la retirada de las tropas estadounidenses el 29 de marzo de 1973. Sin embargo, continuaron algunos enfrentamientos limitados hasta que, en abril de 1975, Vietnam del Norte invadió Vietnam del Sur produciéndose, un año más tarde, la reunificación del país bajo la denominación de República Socialista de Vietnam, en julio de 1976.

El papel de la teoría del dominó en el conflicto

La teoría del dominó es una concepción geopolítica, desarrollada por analistas de EE.UU. tras las II Guerra Mundial, para orientar y justificar su acción militar en un sistema internacional marcado por la bipolaridad.

Tras la II Guerra Mundial y con una Europa devastada, EE.UU. decidió implementar una serie de concepciones y planes para contrarrestar la influencia de la URSS. Así, formuló programas económicos, como el Plan Marshall y el Punto Cuatro, además de programas ideológicos, como la doctrina de la contención y la teoría del dominó. De esta forma, tanto la política de Truman (la mencionada doctrina de la contención) como la de Marshall perseguían un único objetivo: la contención del comunismo.

La doctrina de la contención fue publicada por primera vez en la revista Foreign Affairs por George Kennan. Esta doctrina, sobre la que se basó la nueva estrategia política de EE.UU., consistía en resistir los avances soviéticos en base a la contrafuerza, esperando con paciencia el ablandamiento del sistema soviético y contando con la realidad del poder atómico americano, llegando así a establecerse como uno de los fundamentos de la Guerra Fría.

Ilustración que muestra la teoría del dominó aplicada a Asia [Foto vía americanuestra.com].

La culminación de la doctrina de la contención llega con la doctrina del dominó. Según ésta, si un país en una determinada región del mundo se hacía comunista, los otros países de la región también acabarían cayendo bajo el influjo comunista. Es decir, no se perdería sólo un país sino toda una región. Siguiendo esta teoría, si Vietnam pasaba a estar gobernado por Ho Chi Minh, líder comunista comprometido en lograr la expulsión de Francia de Indochina, otros países del Sudeste Asiático caerían en la esfera del bloque del este. Así, la principal razón para que EE.UU. interviniera era parar el avance del comunismo, y así lo aclaró el ex-Secretario de Defensa de EE.UU., Robert McNamara:

“Buscamos un Vietnam del Sur independiente y no-comunista […]. A no ser que consigamos este objetivo […] casi todo el Sudeste Asiático probablemente caerá bajo dominio comunista (todo Vietnam, Laos y Camboya), adoptará el comunismo hasta eliminar la influencia anti-comunista (Birmania) y estadounidense, o caerá bajo dominación de fuerzas que ahora mismo no son explícitamente comunistas pero que es muy posible que acaben siéndolo (Indonesia tomaría el control de Malasia). Tailandia podría resistir por un tiempo con nuestra ayuda, pero estaríamos bajo una gran presión. Incluso Filipinas estaría poco segura, y la amenaza sobre la India en el oeste, sobre Australia y Nueza Zelanda en el sur, y sobre Taiwán, Corea, y Japón al norte y al este se incrementaría muchísimo.”

No obstante, la caída de Vietnam del Sur y Camboya en abril de 1975 y la subsiguiente conquista de Laos por parte de Pathet Lao en septiembre, marcaron el fracaso total y definitivo de 25 años de esfuerzos estadounidenses para impedir la dominación comunista del área. Así, dos décadas más tarde, en la primavera de 1995, McNamara dijo que entonces creía que la teoría del dominó estaba equivocada:

“Creo que estábamos equivocados. No creo que Vietnam fuera tan importante para los comunistas. No creo que su pérdida llevara —y no lo hizo— a que el comunismo controlara Asia.”

De esta manera, EE.UU. intervino en Vietnam siguiendo las bases marcadas por la doctrina del dominó. El gobierno estadounidense suponía que Ho Chi Minh era un peón de los gigantes comunistas de Rusia y China, sin considerar que su verdadero objetivo era la independencia vietnamita. De hecho, tal y  como ahora ha quedado demostrado, el comunismo no se extendió en la región a excepción de Laos y Camboya. La falta de cuestionamiento de los EE.UU. sobre esta teoría simplemente llevó a crear una guerra con millones de muertos y desaparecidos.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.



¿Quieres recibir más explicaciones como esta?

Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente

Leave a Reply