21/10/2017 BARCELONA

La última lección de Ricardo Piglia

Todos coincidimos con que el pasado 2016 fue un año trágico y convulso. Hasta el último momento, la cultura tuvo que decir adiós a numerosos artistas: el actor británico Alan Rickman, la princesa Leia (Carrie Fisher) y su madre Debbie Reynolds, el Premio Nobel de literatura Dario Fo, el filósofo y escritor Umberto Eco, los músicos David Bowie, George Michael o Leonard Cohen. Aunque no podemos tomar los inicios como muestra del conjunto, en la primera semana del año 2017 conocimos otra trágica noticia: el escritor argentino Ricardo Emilio Piglia Renzi (Buenos Aires,1941) falleció el pasado 6 de enero a los 76 años de edad a causa de una esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Decía la escritora y periodista Rosa Montero en un artículo que nunca es tarde para adentrarse en nuevos saberes o destrezas, en relación a la biografía del concertista de piano James Rhodes, quien empezó a estudiar el instrumento tarde y mal. Algo parecido le sucedió a Piglia, que según confesó a la periodista argentina Leila Guerriero en una entrevista para Babelia, empezó a leer tarde, con motivo de impresionar a una novia de su juventud.

https://www.flickr.com/photos/casamerica/4997657451/in/photolist-8BCirM-dZeuzn-rv5fsk-rduXu7-rdvMoq-rv5fTv-rv5fBi-ctfynh-qyhQH8-fctgj4-rbKXgT-rbKYvr-qyhSXi-ruYJDQ-rdvKPd-qy5MXJ-rdCke6-ruY4Vg-qyhRNe-DJUp35-EEjd1b-E99qmg-Efvbxs-DJUkYE-EGCkf2-E99pA8-EwaYFL-E99q6g-EEjbfs-EypCQx-P2tnsy-P2tniA-P2tn6m-PwPfuh-P2tm1W-P2tkQW-P2tkDU-P2tkyd-P2tkkY-P2tk6u-DJUprw-DJUoPu-EGCkEv-EfvcdA-EypBpg-E99p6a-DJUmjE-ps1cbx-prHWmk-pav4HK
Ricardo Piglia [Foto: Casa de América vía Flickr]

Piglia desechó los deseos de su familia por que estudiara Ingeniería y se matriculó en Historia en la Universidad de la Plata, unos estudios pertenecientes a las humanidades que, sin embargo, no le llevarían a aborrecer la literatura mediante lecturas obligatorias (como puede ocurrir en el caso de los estudios literarios). En 1967 publicó su primera obra, el conjunto de cuentos titulado Jaulario. Obtuvo el reconocimiento internacional en 1980, con su primera novela titulada Respiración artificial, una historia sobre la dictadura militar de su país.

El escritor escribió, además de cuentos y novelas, ensayos sobre crítica literaria, guiones cinematográficos, dirigió la colección Serie Negra sobre novela negra e impartió clases durante 15 años en las prestigiosas universidades norteamericanas de Harvard y Princeton. Su trayectoria obtuvo numerosos reconocimientos institucionales, como el Premio Planeta Argentina (1997) o el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas (2013), ya que se le considera como uno de los mejores exponentes de la narrativa argentina tras el boom latinoamericano.

El autor argentino fue un individuo curioso y humilde, al menos literariamente, según sus propias palabras: “El arte es extrañamiento: una manera nueva de mirar lo que ya vimos.” Entre lo que ya vio, sus referentes, se encuentran Faulkner y Fitzgerald, escritores de la Generación Perdida, gigantes de las letras europeas como Kafka o Bertolt Brecht y paisanos suyos como Borges y Roberto Arlt.

Aquellos lectores de La ciudad ausente (1992), Plata quemada (1997), Blanco nocturno (2010) y Camino de Ida (2013) no deberían de pasar por alto Los diarios de Emilio Renzi, reunidos en tres volúmenes publicados entre 2015 y 2017, que recogen el diario personal del escritor desde sus 16 años de edad. En él recoge todo aquello que de otra manera pasaría a ser pasto del olvido: “Uno escribe porque retiene imaginariamente algo que va a perder o que imagina que va a perder”. Además, el diario tiene una cualidad especial de la que los demás relatos carecen, están escritos en presente y este “es el tiempo de la pasión”, un momento en el que “el individuo no piensa en las consecuencias”, es el tiempo del amor, por ejemplo, o del ajedrez.

Emilio Renzi ha dejado como legado para la humanidad unas narraciones que, más que historias lineales, son historias que se bifurcan. Además de darnos una gran lección de aquello que Machado contuvo en una frase, la idea de que nunca es tarde para entregarnos a una pasión, de que “Hoy es siempre todavía”. Vale la pena dedicarle unas horas de nuestra vida, sensibilidad e intelectualidad a la obra del autor argentino. En boca del propio escritor, hay que reivindicar la literatura frente a la politización de la cultura, pues: “Esos cruces, esa mirada sobre la política un poco más irónica, creo que nos ayuda a soportar el peso de la política, que muchas veces parece ser el único horizonte.”

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

Blanca Ballester

Valencia, España. Graduada en Humanidades por la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona), cursa en la actualidad el Máster en Periodismo Cultural en la Universidad CEU San Pablo (Madrid). Durante sus carrera fue alumna Erasmus en el King's College de Londres, realizó prácticas en el departamento de difusión y traducción de la Fundación Antoni Tàpies de Barcelona, ha trabajado como profesora de español para extranjeros en Bristol y de inglés en Valencia. La filosofía, el cine, el arte, la literatura, la historia y el viaje a otras culturas son los prismáticos a través de los que trata de comprender el pasado, presente y futuro del mundo en el que vivimos. Email:[email protected]


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × two =


Sobre nosostros

Con más de 1.700 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la plataforma online colaborativa de divulgación internacional más importante en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!