Conocer a Trump conociendo a su equipo: James ‘Perro loco’ Mattis

James Mattis, próximo secretario de Defensa de EE.UU. [foto vía Flickr]

Ante el vértigo que supone la llegada de Trump al poder conviene valorar a uno de sus miembros más relevantes, el futuro Secretario de Defensa

Mañana, viernes 20 de enero, Donald Trump tomará posesión como cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos de América. Desde su decisión de optar a la nominación a ser candidato del partido republicano primero, y su carrera por la presidencia contra Hillary Clinton después, una infinita cantidad de noticias, escandalosas e increíbles muchas de ellas, han ocupado, y siguen ocupando, las páginas de todos los periódicos. “No sabemos cómo Donald Trump llevará a cabo las funciones básicas del ejecutivo […] No sabemos si es capaz de concentrarse en un tema y llegar a una conclusión racional […] Esto es lo que sabemos: Sabemos que Trump es el presidente electo menos preparado de la historia moderna.” Estas frases de lamento aparecían el 9 de noviembre del pasado año en un editorial del periódico The New York Times¸ tras la victoria de Trump en las elecciones generales de los Estados Unidos. Otro editorial de El País del mismo día, comenzaba así: “El resultado electoral de EE.UU. sume al mundo en una profunda incertidumbre.” Y es que pocas cosas pueden tenerse por seguras acerca de la política que llevará a cabo el inminente gobierno de Donald Trump. Su imprevisibilidad y contradicciones dificultan cualquier predicción fiable del cambio que realmente tendrá lugar en los Estados Unidos, y, qué duda cabe, de su impacto en el resto del mundo.

Imagen de la reunión de transición que mantuvieron Donald Trump y Barack Obama el pasado mes de noviembre de 2016. Foto: Wikimedia Commons

Sin embargo, conocer a su equipo de gobierno puede resultar bastante revelador. Para todos aquellos que, como la inmensa mayoría de la comunidad científica, piensa que el cambio climático existe y que se debe principalmente a la actividad humana, tan solo un par de nombres bastan para que decaiga el ánimo. Paradójicamente, al frente de la Agencia de Protección Medioambiental se situará Scott Pruitt, fiscal general dedicado a luchar contra las políticas regulatorias del presidente Barack Obama con el apoyo millonario de grandes compañías energéticas. Por otra parte, como muestra fehaciente del gran poder de las petroleras, el nuevo Secretario de Estado será Rex W. Tillerson, director ejecutivo del gigante de los combustibles fósiles ExxonMobil.

Trump y los militares

Aunque Donald Trump no tuvo cariñosas palabras para algunos militares durante su campaña electoral, lo cierto es que su equipo de gobierno contará con una alta presencia militar, en lo que podría ser un intento de obtener mayor legitimación o aprobación pública acudiendo a una institución, la militar, que es la más valorada por la ciudadanía estadounidense. A inicios del pasado mes de diciembre, el presidente electo Trump anunció en su ‘gira de agradecimiento’ en Cincinnati la propuesta de su próximo Secretario de Defensa. Se trata del general retirado en 2013 James ‘Perro loco’ Mattis. También conocido como ‘Monje Guerrero’, cuenta en su haber con más de cuarenta años de experiencia en el Cuerpo de Marines (Guerra del golfo, 1991; Afganistán, 2001; o Irak, 2003, entre otras misiones claves). Curiosamente, desde 1951, con el entonces general George C. Marshall en la presidencia de Harry Truman, ningún general retirado había estado al frente de la Secretaría de Defensa, hecho que ha suscitado cierto debate al cuestionar el “principio fundamental” de la democracia estadounidense de un control civil de las fuerzas armadas (en palabras de la Senadora demócrata Kirsten E. Gillibrand).  Además, el nombramiento de Mattis requerirá que el Congreso le otorgue una exención para poder ejercer su cargo debido a que no cumple el plazo mínimo de años de retiro para que un ex-militar se integre en el Departamento de Defensa.

Militar ya retirado, se debate la idoneidad de poner al frente de las Fuerzas Armadas a un civil

Lector empedernido, con fuerte personalidad y enemigo de Irán

En múltiples semblanzas aparecidas en los medios, se vislumbra la figura de un general decidido, rudo y con mucha experiencia. Se señala además su gusto por la lectura de historia militar y su faceta ‘intelectual.’ El medio The New York Times afirma que el general Mattis  traerá algo de razón a una Casa Blanca liderada por un presidente ignorante. Exaltaciones de la personalidad aparte, su ideología política es de más relevancia. En este caso, cabe deducir que la nueva política exterior de los Estados Unidos será tanto o más dura y beligerante que la de la anterior administración. Según recogen varios medios, el presidente Barack Obama destituyó en 2013 al general James Mattis de su puesto de control de operaciones en Oriente Medio y Sudoeste de Asia como consecuencia de su actitud contraria y extrema frente a Irán. El general Mattis considera a Irán como la mayor amenaza para la paz en Oriente Medio, con lo que Estados Unidos debería, en su opinión, comenzar a elaborar planes de guerra para la eventual confrontación. Afirmó también que el denominado Estado Islámico no es para Irán más que una excusa para continuar sus ‘travesuras’. Esta posición belicosa contará asimismo con el respaldo de Michael Flynn, otro general elegido por Trump, de tinte islamófobo, que ocupará el puesto de asesor de Seguridad Nacional.

El general Mattis en Kabul en 2013 junto a otras autoridades militares [Foto vía Flickr]

Respecto a Rusia, el general Mattis difiere del presidente electo, si es que este presenta una posición concreta, puesto que a pesar de que Donald Trump ha exhibido un aparente acercamiento con Putin, el general Mattis juzga preocupante el expansionismo ruso y su política exterior respecto a países como Siria o Ucrania. Por otra parte, la apertura iniciada durante la administración Obama de involucrar a mujeres, gays y transexuales en las tropas no parece contar tampoco con el apoyo del próximo Secretario de Defensa, puesto que podría ‘disminuir la capacidad de combate de las fuerzas militares.’

Existe polémica alrededor de los negocios privados en los que ha estado involucrado con compañeros de viaje como Kissinger

Otro aspecto de la carrera del general James Mattis es su participación en la esfera del negocio privado. Se espera que abandone su puesto en la fracasada compañía del sector sanitario Theranos, en la que se ha mantenido miembro del  consejo de administración (junto con otros ilustres, nada duchos a priori en el sector clínico, como Henry Kissinger) a pesar del sonoro engaño de la compañía. Esta empresa, de ganancias millonarias, aseguraba contar con una tecnología capaz de detectar con eficacia y rapidez ciertas enfermedades con tan solo unas pocas de gotas de sangre del paciente. En 2015 aparecieron dudas de que la tecnología realmente funcionase; más tarde, diversas investigaciones determinaron que la empresa se había saltado regulaciones clínicas y que estaba repleta de errores en el control de calidad de sus productos. El pasado julio, la fundadora de la empresa, Elizabeth Holmes, fue inhabilitada por un periodo de dos años.

Por sus palabras le conocerán

A modo de conclusión de la introducción de James Mattis, el próximo encargado de dirigir la política de defensa de la nación más poderosa del mundo, algunas de las frases más polémicas atribuidas al general James ‘Perro loco’ Mattis, publicadas por distintos medios.

  1. “Se cortés, sé profesional, pero ten un plan para matar a toda la gente que te encuentres.”
  2. “Vengo en son de paz. No traje artillería. Pero con lágrimas en los ojos, les digo esto: si me fastidian, los mataré a todos.”
  3. “Liquidar a alguien por primera vez no es un hecho insignificante. Dicho esto, hay algunos gilipollas en el mundo que necesitan ser abatidos.”
  4. “Uno va a Afganistán y se encuentra con tipos que andan abofeteando a las mujeres durante cinco años porque no usan un velo. Tú sabes, tipos que han perdido toda la hombría. Y sí, es muy divertido dispararles. De hecho, es muy divertido combatir, es tremendo.”
  5. “Se lo ruego, no se crucen en nuestro camino. Si lo hacen, los supervivientes escribirán durante diez mil años sobre lo que hicimos aquí.”

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

Leave a Reply