21/11/2017 BARCELONA

Michelle Obama: mucho más que la mujer del Presidente
Michelle Obama impulsó el programa "Let's Move" para combatir la obesidad infantil y fomentar buenos hábitos entre los jóvenes [Foto: Phil Roeder vía Flickr].

Michelle Obama superó la brecha social para iniciar una imparable carrera profesional. Lejos de quedarse a la sombra de su marido, la Primera Dama de EE.UU. ha desarrollado diversos proyectos y cuenta con la aprobación del 59% de los estadounidenses. ¿Conseguirá lo que Hillary Clinton no ha logrado?

Michelle LaVaughn Robinson

Yo no debería estar aquí. Soy una excepción estadística. Mujer negra nacida en el South Side de Chicago. ¿Debía de ir a Princeton? No. Luego dijeron que Harvard era demasiado para mí…

Michelle Obama

Michelle LaVaughn Robinson, ahora conocida como Michelle Obama, fue criada en el South Side de Chicago, un monumental suburbio predominantemente afroamericano marcado por la segregación, la escasez de infraestructuras y por un alto índice de criminalidad. Pese a que las estadísticas jugaban en su contra, se graduó con honores en Sociología y Estudios Afroamericanos en Princeton y se licenció como Jurista en la celebérrima Harvard Law School.

El matrimonio Obama en el año 2012 [Foto: Pete Souza vía WikimediaCommons].

Durante esta etapa, su pasado colisionó con su futuro, y el título de su tesis de fin de grado así lo demuestra: “Estudiantes Negros en Princeton y La Comunidad Negra”. El shock sociocultural fue tremendo, pero lejos de consternarla, la experiencia estimuló el espíritu luchador de una Michelle incapaz de asumir, como algo natural, el abismo social, económico y cultural que dislocaba la sociedad norteamericana.

Desde entonces, esta faceta emprendedora y perseverante es una constante. No sólo lo demostró durante su etapa universitaria –habría de involucrarse en la Oficina de Ayuda Legal de Harvard como voluntaria– o en su carrera profesional, durante la que trabajó tanto en ONG’s como para la Universidad de Chicago para mejorar las condiciones de las comunidades locales y, particularmente, por el futuro de los jóvenes, objetivos que también ha buscado durante su etapa como Primera Dama.

Michelle Obama: Primera Dama

“Consigues esta posición por haberte casado con quien lo hiciste, pero sientes que quieres aprovechar al máximo esta oportunidad y obrar buenas acciones.”

Barack Obama, candidato victorioso a las elecciones estadounidenses de 2008 y 2012 debe parte de su éxito al papel de su esposa Michelle. La brillantez de aquella alumna graduada con honores y el empeño de esa trabajadora insaciable no pasarán desapercibidos durante la Convención Demócrata de 2008. Momento crucial para el éxito de Obama, Michelle pronuncia un discurso de gran éxito –el mismo que luego plagiaría parcialmente Melania Trump en las reciente convención Republicana de 2016– provocando efectos inmediatos: al día siguiente, Barack sube un 18% en las encuestas y tan solo dos días más tarde, Hillary Clinton, la otra contendiente del partido, se retira de las primarias.

La pareja Obama llega a la Casa Blanca en 2008 y ella, plenamente consciente de su papel, afirma que “siente la gran responsabilidad de usar esta plataforma de un modo efectivo”. Durante sus ocho años como Primera Dama de los Estados Unidos liderará proyectos como el Let’s Move!, Reach Higher o Let Girls Learn, todos y cada uno de ellos enfocados a mejorar la calidad de vida, las condiciones y las oportunidades de los jóvenes –según sus propias palabras: el recurso más preciado de la sociedad–.

Además de estos proyectos sociales a gran escala, Michelle será conocida por involucrarse en asuntos de muy diversa índole. Su efervescente actividad la llevará desde asistir al homenaje póstumo a una niña afroamericana asesinada en su South Side natal hasta implicarse en asuntos de escala internacional como el #BringBackOurGirls de 2014.

Pero Michelle Obama no ha sido únicamente un agente político muy activo sino que también ha sabido desarrollar esa faceta de “show woman”, tan común en la vida pública estadounidense. La hemos visto comprar en un supermercado con Ellen DeGeneres, cantar en el coche junto al británico James Corden y asistir a multitud de entrevistas, repitiendo algunos platós en varias ocasiones como en el caso de la célebre Oprah Winfrey, (a quien ha concedido la última entrevista antes de dejar oficialmente la Casa Blanca.

En todos estos espectáculos televisivos hemos podido ver a una mujer risueña, aparentemente natural y sinceramente confiada. La hemos visto reír y relajarse pero no la hemos visto desperdiciar ninguna oportunidad: se estima que cada aparición de Michelle en público valía unos $14 millones para el diseñador o marca de ropa que llevase en cada ocasión. A diferencia de otras Primeras Damas no demostró lealtad a ninguna compañía, de modo que ha podido repartir en el sector de la moda unos 2’7 billones de dólares según un estudio de David Yermack de la U. de Nueva York.

Michelle LaVaughn Obama: ¿Primera presidenta de los EE.UU.?

“No creía que la política estuviese estructurada de modo que pudiese resolver los problemas reales de la gente.”

Michelle Obama dando un discurso como embajadora internacional del programa “Let Girls Learn” [Foto: UK Department of Photostream Development vía Flickr].

Durante la jornada electoral de este pasado 9 de noviembre, la nostalgia se hizo presa del sector más desencantado por los resultados electorales, y el hashtag #Michelle2020 se hizo trending topic en Twitter; otra más de las muchas muestras de afecto que viene recibiendo la Primera Dama. Tanto es así que, de hecho, se trata de la figura política estadounidense mejor valorada, con un 59% de valoración positiva entre sus ciudadanos.

Entonces, ¿veremos a Michelle Obama postularse a la presidencia en algún momento? La aparente comodidad con la que se ha desenvuelto en público durante estas dos legislaturas y la naturalidad con la que ha desempeñado su papel así parece indicarlo. Sin embargo, si bien no lo ha negado tajantemente, han sido varias las ocasiones en las que ha dejado ver que no alberga muchas aspiraciones de ocupar el Despacho Oval.

Como ella misma señala, hemos de comprender que la sobreexposición mediática a la que ha estado expuesta durante ocho años puede resultar agotadora, tanto para ella como para su familia. Además, es precisamente su familia, pilar nuclear para los Obama, la razón principal que parece alejarla de cualquier oportunidad de lanzarse a por la presidencia.

Por encima de especulaciones desacertadas, lo cierto es que, más allá de ser, junto a su esposo, la primera pareja afroamericana en ocupar la Casa Blanca (todo un hito histórico en sí mismo), su paso por una de las instituciones más relevantes del planeta ha dejado una impronta muy particular. Pero por encima de todo, la experiencia ha dejado su huella en la propia Michelle. La evolución es palpable a través de las muchas exposiciones públicas en las que la pudimos ver, como ella misma ha revelado en multitud de ocasiones. Lo que hará con esta experiencia acumulada es ciertamente una gran incógnita que sólo el tiempo revelará.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.

Agustín Prats

Málaga, España. Ejemplifico el fruto de este contexto coyuntural en el que nos encontramos: licenciado sin destino fijo y con futuro abierto. Un placer presentarme. Me gusta creer que mi campo es el de las Ciencias Sociales en su versión más extensa.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

eighteen − fourteen =


Sobre nosostros

Con más de 1.700 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la plataforma online colaborativa de divulgación internacional más importante en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!