¿Está ahora Europa más protegida frente al terrorismo islamista?

La policía francesa reúne pruebas en el teatro Bataclan el día después de los atentados de 2015 [Foto: Maya-Anaïs Yataghène vía WikimediaCommons].

El pasado 13 de noviembre se cumplió un año de los ataques terroristas de París en los que murieron 130 personas y alrededor de 352 resultaron heridas. Estos atentados supusieron un punto de inflexión en la política de seguridad de la UE, que vio la necesidad de reforzarse. Por este motivo, la Unión Europea (UE) ha desarrollado diferentes medidas para protegerse ante esta amenaza a través de actualizar su base normativa y crear nuevos instrumentos. Para ello, se han realizado diferentes comunicaciones, directivas y reglamentos para poder abordar la problemática.

La directiva sobre lucha contra el terrorismo que haría todas estas medidas más efectivas todavía está pendiente de ser aprobada por el Consejo y el Parlamento Europeo. Esta directiva se sumaría a la Estrategia de Seguridad de la UE del año 2003 e implementaría legalmente la Estrategia de la UE de lucha contra el terrorismo aprobada en el 2005.

Todo este proyecto se enmarcaría dentro de los cuatro pilares fundamentales que rigen la estrategia de la UE frente al terrorismo: prevenir, proteger, perseguir y responder.

La estrategia contra-terrorista de la UE

Federica Mogherini, Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad [Foto: Unión Europea en Perú vía WikimediaCommons].

  1. Directiva sobre terrorismo:

Esta nueva Directiva implementaría en el Derecho de la UE las obligaciones internacionales. Un ejemplo sería la Resolución 2178 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre amenazas a la paz y la seguridad internacionales causadas por actos terroristas.

  1. Refuerzo del mandato de EUROPOL:

Con esta medida, se reforzarían las capacidades de la policía de la UE, la Europol. También se crearía un Centro Europeo de Lucha contra el Terrorismo. Esta unidad daría apoyo a la acción de policía y las fuerzas de seguridad nacionales para hacer frente a los combatientes terroristas extranjeros, la financiación del terrorismo, el contenido extremista violento en Internet y el tráfico ilícito de armas de fuego. En esta línea la UE ya está implementando varios reglamentos: el reglamento 2016/794 relativo a la Europol y el reglamento 2016/399 que hace referencia al flujo de personas que cruzan las fronteras como una de las claves para el control de la entrada de terroristas, y al retorno de personas vinculadas al terrorismo. Estas medidas requieren que los estados miembros compartan la información, por este motivo la actualización y colaboración de los mismos es clave.

La cooperación judicial también es primordial en esta temática. La Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust), creada en 2002, se ocupa de cuestiones terroristas. Los equipos conjuntos de investigación y la red judicial en materia penal también son instrumentos extremadamente útiles en relación con el terrorismo. El Convenio Europeo de Asistencia Judicial del 29 de mayo de 2000 estableció el principio de las relaciones directas entre las autoridades judiciales de los estados miembros sin necesidad de autoridades intermediarias centralizadas. Además, el Sistema Europeo de Información sobre Antecedentes Penales (ECRIS) permite la conexión de antecedentes penales, facilitando así el intercambio de información entre los estados miembros sobre las condenas.

  1. Creación de una Agencia Europea de Inteligencia

Si bien formalmente ya existe dicha agencia, sus capacidades no son las que se corresponden con un servicio de inteligencia normal. La Unión Europea cuenta con el Centro de Inteligencia y de Situación de la UE (EU INTCEN) nacido, en 2012, del Centro de Situación Conjunto (SITCEN), creado en el año 1999.

Sede de la Comisión Europea en Bruselas [Foto: Sébastien Bertrand vía WikimediaCommons].

Aunque a raíz de los atentados del 11-S en suelo estadounidense, la UE empezó a desarrollar sus capacidades de inteligencia, esta agencia todavía no actúa como un servicio habitual, es por ello que ahora se plantea reestructurarla para conseguir dicho objetivo.

  1. Fiscalía Europea

La Eurocámara ha adoptado una serie de medidas para impedir el blanqueo de capitales, y así evitar la financiación de los diferentes grupos terroristas como se explica en la comunicación COM(2016) 583 final. Además, la propuesta de directiva contra el terrorismo promueve la creación de una Fiscalía Europea.

  1. Prevención de la radicalización:

Evitar la captación y reclutamiento de futuros terroristas poniendo el énfasis en los procesos de radicalización. Este punto se centraría en el pilar de la prevención de la radicalización que en ciertos sectores puede ser más fácil de promover. Por este motivo es de especial interés centrarse en:

  • Educación e inclusión social.
  • Prisiones: Separación de los internos para evitar su radicalización, evitar la saturación de las cárceles y mejorar los proyectos de reinserción como programas de formación especializada.
  • Internet: Eliminar rápidamente todo contenido que difunda extremismo violento garantizando los derechos fundamentales de los internautas.
  • Combatir la islamofobia.
  1. Directiva de las víctimas:

El Parlamento Europeo ha adoptado una directiva en la que se reconocen los derechos de las víctimas de atentados terroristas. Se pretende que se iguale y unifique la legislación a nivel comunitario. El objetivo que persigue esta medida es garantizar a las víctimas del terrorismo un trato igualitario en referencia a la asistencia legal, psicológica, administrativa o de reconocimiento social.

  1. Intensificación del control de armas:

El control de armamento es básico para evitar atentados. Así, las comunicaciones COM(2015) 624 final y COM(2015) 625 final intentan modificar la categorización de algunas armas, pasando de ser consideradas semiautomáticas a armas militares. De esta manera, se dificultaría su compra a personas que dispongan de licencias de caza, que ahora tienen un acceso relativamente fácil a las armas semiautomáticas.

A estas medidas se suman a los acuerdos de cooperación con otros estados no miembros, los pactos con organizaciones internacionales y regionales, y las decisiones y medidas restrictivas contra grupos terroristas y personas vinculadas a ellos.

También se volvió a tomar en cuenta el Dispositivo Integrado de Respuesta Política de la UE a las Crisis (DIRPC). El DIRPC se creó para que la Presidencia del Consejo tuviera un mecanismo a la hora de hacer frente a catástrofes de origen natural o humano, así como al terrorismo. Hasta el 30 de octubre de 2015, el DIRPC no se activó, y se hizo para facilitar el intercambio de información teniendo en cuenta la crisis de los refugiados y la migración. Diez días después, con el beneplácito del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior, se habilitó en su totalidad. Debido al firme compromiso de las principales partes interesadas, incluida la Comisión, el SEAE, los organismos y los estados miembros, el DIRPC se ha convertido en un instrumento eficaz para establecer objetivos y coordinar la investigación de hechos.

Imagen que ilustra el incremento de la seguridad fronteriza y en el transporte en la UE [Foto: •júbilo•haku• vía Flickr].

Por otra parte, la Unión Europea ha adoptado medidas destinadas a garantizar la seguridad del transporte. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) está en funcionamiento desde septiembre de 2003. Se han establecido normas comunes, en particular en lo que respecta a la formación de tripulantes y la verificación del equipaje. Además, tras los atentados de París de 2015, la Eurocámara y el Consejo de la Unión Europea llegaron a un acuerdo para obligar a las aerolíneas a proporcionar a los países miembros la información de sus pasajeros, que fue aprobado en abril de 2016 (Directiva 2016/681). A parte de la dificultad para conseguir este acuerdo, ya que el Parlamento Europeo consideraba que vulneraba el derecho a la privacidad de los ciudadanos, encontramos que esta medida no tiene en cuenta el hecho de que los terroristas se movilizan mediante carreteras, y que los datos del sistema de información los introducen los propios estados miembros y no se actualizan debidamente.

En cualquier caso, dichas medidas previstas en los Tratados no son incompatibles con la responsabilidad de los estados miembros en el mantenimiento del orden público y la protección de la seguridad interior (artículo 72 TFUE). Cabe recordar que la política de seguridad de la UE se basa en la coordinación y cooperación (título V TUE). Así, estas medidas, serían un añadido a las medidas tomadas por cada Estado miembro. Por tanto, se demuestra que, en materia de seguridad, la soberanía estatal es básica pero, ante situaciones de crisis que azotan todo el territorio europeo, la importancia de una buena coordinación y entendimiento de los estados miembros es primordial.

Los retos que enfrenta Europa

Europa está intentando luchar contra una amenaza compleja que es a la par objetivo y base para el desarrollo de un fenómeno terrorista que se está produciendo en el propio territorio. Así, es necesaria una acción europea coordinada que deje de lado la soberanía estatal. De hecho, la implementación de las políticas en esta materia muestra los obstáculos para conseguir esta coordinación, ejemplo de ello es la necesidad de unanimidad del Consejo para que prospere dicha implementación.

A esto hay que añadir que todavía no se ha aprovechado plenamente la cooperación policial y judicial, ya que los organismos en cuestión no reciben, de forma sistemática, la información sobre los procedimientos en curso y las condenas dictadas en los estados miembros en los casos de terrorismo.

Otro reto al que se está enfrentando la UE es el equilibrio entre respetar los datos de los ciudadanos europeos y la restricción que supone, a nivel de seguridad, la transferencia de datos de pasajeros aéreos (PNR) y el sistema de intercambio de información financiera.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.



¿Quieres recibir más explicaciones como esta?

Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente

Leave a Reply