Luchando contra la impunidad: Premios Género y Justicia al Descubierto

Tarjetón de los Premios Género y Justicia [Foto vía Oxford Human Rights Hub].

En todos los países del mundo, las juezas y los jueces emiten decisiones judiciales que otorgan contenido y dan significado a nuestros derechos. Estas decisiones pueden respetar y garantizar los derechos de las mujeres y las niñas o, por el contrario, pueden ser discriminatorias y sexistas. De esta forma, las decisiones que toman, tienen un gran impacto en la vida de las mujeres, trascendiendo los juzgados e impactando en toda la sociedad.

Por este motivo, independientemente de su sistema político, tradiciones o creencias religiosas, seguimos encontrando, en todos los países del mundo, decisiones basadas en ideas y creencias sobre lo que significa ser mujer, las relaciones de género y los roles de género. Decisiones que, en lugar de proteger los derechos de las mujeres y las niñas, los vulneran reproduciendo mitos, estereotipos y prejuicios de género. También, nos encontramos con la posibilidad de que en todos los países, tanto los considerados desarrollados o con una distribución más equitativa de la riqueza como los empobrecidos, juezas y jueces valientes emiten decisiones que garantizan y protegen el derecho de las mujeres a tener una vida libre de violencia y discriminación.

Ante el gran impacto que las decisiones judiciales tienen en la vida de las mujeres y las niñas, la sociedad y la ciudadanía podemos unirnos para monitorear la labor judicial, ya que ¿a quién rinden cuentas las juezas y los jueces respecto de las decisiones que toman? Con esta idea en mente y con la idea de mostrar que, si bien hemos avanzando mucho, aún tenemos un gran camino por recorrer hacia la igualdad de género, la organización Women’s Link Worldwide ha creado los Premios Género y Justicia al Descubierto.

Familia de Ana María Acevedo, fallecida por negársele un aborto terapéutico, a la que una corte ha indemnizado por dicho suceso [Foto: Women's Link Worldwide].

Familia de Ana María Acevedo, fallecida por negársele un aborto terapéutico, a la que una corte ha indemnizado por dicho suceso [Foto: Women’s Link Worldwide].

Los Premios Género y Justicia al Descubierto otorgan, desde el año 2009, un reconocimiento social a las decisiones que hacen avanzar la igualdad de género, en particular los derechos de las mujeres y las niñas (la categoría Mallete) y una sanción a las decisiones que son discriminatorias y retrógradas (la categoría Garrote). Durante el período de nominaciones, se pueden nominar decisiones a los Premios de ambas categorías, así como comentar las nominaciones y contribuir de esta manera a un debate público. Después, en el período de votaciones, se puede votar, todos los días, por las decisiones que se considere que merecen un aplauso o las que más indignen. Las nominaciones que más votos obtengan reciben los Premios Mallete y Garrote del Público, respectivamente. Al mismo tiempo, un jurado integrado por reconocidas personalidades comprometidas con los Derechos Humanos (entre las que podemos encontrar una Premio Nobel de la Paz, Relatores de Naciones Unidas, periodistas, escritoras/es, o exjuezas y jueces) selecciona las nominaciones merecedoras de los Premios Mallete de Oro, Plata y Bronce, y Garrote de Oro, Plata y Bronce.

Los Premios en 2016

En la octava edición de los Premios, la de 2016, hemos contado con 59 nominaciones, 28 a la categoría Mallete y 31 a la Garrote, de 27 países (Argentina, Colombia, El Salvador, España, Hungría, Japón, Kenia, México, Reino Unido, República Democrática del Congo, Ruanda, Rusia, Turquía, entre otros). Asimismo, tuvimos alrededor de 260.000 visitas y 100.000 votos. En esta edición, con un total de 6.742 votos, obtuvo el Premio Garrote del Público una decisión de un tribunal de México que le quita a una mujer la custodia de su hijo porque supuestamente no cumple con el “rol de madre tradicional” y le ordena que vaya a terapia para “acertar” como madre en la formación y educación de su hijo. Con 31.497 votos, ganó el Premio Mallete del Público la decisión de una fiscalía de Argentina que ordena reparar y pedir disculpas públicas a la familia de Ana María Acevedo, una mujer que murió por no recibir a tiempo un aborto legal para comenzar su tratamiento contra el cáncer.

El jurado de la octava edición estuvo conformado por Tracy Robinson (Jamaica), ex Comisionada y ex Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos experta en derecho y género; Geena Rocero (Filipinas), activista por los derechos de las personas trans y modelo, y Nicolás Castellano (España), periodista y experto en migraciones y Derechos Humanos.

Día en el que se declaró ilegal el matrimonio infantil en Zimbabue [Foto vía Women's Link Worldwide].

Día en el que se declaró ilegal el matrimonio infantil en Zimbabue [Foto vía Women’s Link Worldwide].

El Garrote de Oro lo obtuvo la decisión del Tribunal Constitucional de República Dominicana que declaró inconstitucional el Código Penal moderno, que entre otras cuestiones, despenalizaba el aborto en tres circunstancias, y volvió a dejar en vigencia el Código Penal de 1884. El Garrote de Plata fue para un tribunal de Reino Unido que exculpó a un hombre de la violación de una mujer, aceptando el argumento de que él la penetró por “accidente” al tropezar y caer sobre ella. Y el Garrote de Bronce ha sido para un juzgado de violencia sobre la mujer en España que le negó la orden de protección a una mujer que denunció violencia de género. Sobre los abusos sexuales denunciados por la mujer, la  jueza le llegó a preguntar si había cerrado bien las piernas.

Igualmente, el jurado eligió como Mallete de Oro una decisión de la Corte Constitucional de Zimbabue que prohíbe el matrimonio infantil reconociendo sus consecuencias y el impacto desproporcionado que tiene sobre las niñas. El Mallete de Plata fue para la decisión de un tribunal de Irlanda del Norte que reconoció que prohibir el aborto en determinadas circunstancias vulnera los Derechos Humanos. Y obtuvo el Mallete de Bronce una decisión de la Suprema Corte de México que reconoce que las tareas domésticas que realizan las mujeres dentro del hogar son trabajo, protegiendo a una mujer divorciada para que tenga una pensión alimenticia por haber realizado estas tareas mientras estaba en casa durante años.

Con estos Premios, toda la sociedad puede sancionar y denunciar las decisiones judiciales que, en lugar de romper con el ciclo de la impunidad, lo legitiman y fomentan.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.

Leave a Reply