Fotorreportaje: Una mirada al conflicto árabe-israelí a través de lo cotidiano

Texto de Laura Señán y fotografías de Alex Maroño.

Nos ha tocado vivir un tiempo intensamente marcado por los conflictos de religión –si es que hubo algún otro en el que no estuvieran presentes–, entre los que la ofensiva árabe-israelí ha sido el punto de partida de lo que ahora es una guerra que ha ha ido mucho más allá de sus fronteras iniciales, pues sería hipócrita desligar esta cuestión de la grave situación en el resto de la región.

Palestina e Israel. Probablemente una de las temáticas más manoseadas por todo tipo de actores del panorama político internacional. Probablemente uno de los conflictos más vergonzosos de las últimas décadas. Una muestra de que poco hemos avanzado si todavía la voluntad política nacional es capaz de sabotear Resoluciones de las Naciones Unidas desde 1947 ¿Sobre la situación actual? Un callejón sin salida: un territorio ocupado, un muro que separa a una sociedad polarizada por cuestiones de fe y el riesgo permanente de una re-escalada del conflicto. Así, hemos asistido en los últimos meses a un incremento de la violencia, especialmente tras el ataque israelí en el pasado octubre de 2015 a la mezquita de Al Aqsa. El asalto al lugar sagrado de los palestinos, desencadenó una sucesión prácticamente diaria de apuñalamientos que han dejado numerosos muertos en las áreas de Cisjordania, Jerusalén Este y la franja de Gaza.

Desde luego que en cualquier contienda hay dos partes implicadas lo cual, tratándose de una guerra, revierte en víctimas civiles en ambos bandos. Sin embargo, y sin ánimo de declarar un posicionamiento y, mucho menos, de justificar las acciones violentas de ninguno de los participantes, los palestinos han sido y son claramente los más perjudicados de esta situación, que se prolonga ya casi 70 años.

Para una correcta radiografía del enfrentamiento entre palestinos e israelíes, tal vez fuera de rigor profundizar o sobre los motivos históricos que llevaron a la fundación del estado de Israel en el territorio de Palestina en 1948; quizás el Nakba, la guerra de los Seis Días o de Yom Kipur no resulten familiares para todos los lectores. De hecho, muchos desconocerán la palabra Intifada, quién fue Yasser Arafat y para una gran mayoría que se considera conocedora, el estatus jurídico de la Autoridad Nacional Palestina y su no reconocimiento ante la Asamblea General de la ONU son una diatriba propia de un estudio de caso de derecho internacional público. Hay innumerables detalles que probablemente son desconocidos, pero prácticamente cualquier ciudadano del mundo es sabedor de la existencia del conflicto entre Palestina e Israel.

Ver: El conflicto de Israel y Gaza explicado en 6 puntos clave

El problema de una situación de guerra tan dilatada en el tiempo, es que pueda llegar a ser naturalizada e incluso tratada de manera banal. He ahí cuando se corre el riesgo de acabar perdiendo el interés por cuáles han sido los avances y retrocesos y, lo que es peor, sobre cuál es la día a día de las generaciones que han vivido y viven bajo esas condiciones. Por eso, testimonios fotográficos cómo el que acompañan a este texto, son una manera de no dejar a nadie indiferente.


Sobre el fotógrafo:

Alex Maroño, joven fotógrafo y estudiante de Relaciones Internacionales, fue el pasado mes de Noviembre de 2015 protagonista de una experiencia que, dice, le ha permitido comprobar como “una vez que el número de muertos de los medios de comunicación se convierte en un familiar perdido solo entonces se puede entender cuan inhumano un humano puede llegar a ser”. Durante diez días, Alex recorrió las calles de diferentes barrios palestinos y judíos de Jerusalén, tuvo la oportunidad de visitar el famoso Muro de las Lamentaciones, el campo de refugiados de Aida y de conocer de primera mano el testimonio de la familia Tamimi, famosa en las plataformas sociales pro palestinas por su activismo contra la ocupación, y acusada de montaje e incitación a la violencia por los allegados a la postura Israel –una muestra cotidiana de las luces y sombras que cobra todo cuando se vive en un contexto polarizado. Por ello, con este reportaje pretende “que cada imagen sirva para hacernos ver que no llevar a cabo ninguna acción que combata la opresión, por muy pequeña que sea, legitima las acciones de los opresores”. Consciente de que la sociedad a la que pertenece es responsable de girar la cara a una situación que azota diariamente a millones de personas desde hace más de medio siglo, Alex a afirma rotundamente que “nuestro silencio ahoga sus llantos y nuestra pasividad es causante de su dolor”. Sus fotografías, que serán expuestas por Amnistía Internacional en los próximos meses, son su contribución a una labor de concienciación todavía infinitamente necesaria.

“La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia de cualquiera.”

Martin Luther King JR.

Copy of _DSC0026

Edificio gubernamental israelí en Jerusalén. Perfecta representación de la política de terror que las autoridades israelís ejercen sobre el terreno.

Copy of _DSC0076

Fotografía tomada en el zoco del Jerusalén ocupado por Israel. A juicio del autor, los soldados del fondo de la imagen son un claro ejemplo de cómo la fuerte presencia militar a la que está expuesta la sociedad israelí genera un intenso clima de violencia.

Copy of _DSC0160

Fotografía de Sheikh Abed Majid Ata Amarna, muftí de Belén dando una explicación a jóvenes de diversas religiones sobre cómo el Islam debe ser entendido como una religión pacífica cuyo fin último es la paz universal.

Copy of _DSC0161

Hora del rezo en la Mezquita de Omar (Belén), acto que une a todos los musulmanes con independencia de su estatus económico y social.

Copy of _DSC0236

Fotografía de una anciana que se dirige a realizar sus compras, inmersa en sus propios pensamientos – mercado de Nablus (Palestina).

Copy of _DSC0383

Fotografía tomada en el jardín de la familia Tamimi, avocada a sufrir la ocupación Israelí en su casa en el pueblo de Nabi Saleh. Como símbolo de resistencia y tras sufrir acciones violentas de manera sistematica, han decidido la construcción de un mural hecho con las bombas de gas lacrimógeno lanzadas por soldados israelíes encontradas en el interior de su vivienda.

Copy of _DSC0387

Fotografía tomada en el jardín de la familia Tamimi, en Nabi Saleh. El continuo lanzamiento de bombas de gas lacrimógeno al interior de su vivienda por parte de soldados israelíes ha desencadenado la creación de un mural con las bombas como respuesta pacífica a la ocupación.

Copy of _DSC0474

Fotografía realizada en el Campo de Refugiados Palestino Aida Camp, flanqueado de manera ilegal – según NNUU – por el muro de separación israelí.

Copy of _DSC0627

Fotografía de un tramo del Muro de separación construido por el gobierno israelí, el cual desde hace mas de diez años, contribuye a fomentar la segregación y el rechazo.

Copy of _DSC0700

Fotografía realizada en el mercado de Jerusalén, donde se pueden encontrar imagenes que recuerdan al cuadro de la Creación en donde la juventud se encuentra con la vejez, la modernidad con la tradición o lo humano con lo divino.

Copy of _DSC0758

Judíos rezando en el Muro de las Lamentaciones , último vestigio el Templo de Jerusalén y lugar más sagrado en el Judaísmo.

Copy of _DSC0763

Soldado israelí se abstrae de sus labores cotidianas para encontrarse con la religión. De su espalda cuelga un arma, objeto extravagante en un lugar sagrado como el Muro de las Lamentaciones.

Copy of _DSC0764

Ídem.

Copy of _DSC0784

Jaredí (Judío de corte ortodoxo) concentrado en el estudio de la Torah frente al Muro de Las Lamentaciones.

Copy of _DSC0792

Judío concentrado en sus rezos del Muro de las Lamentaciones, lugar de encuentro de devotos de diferentes religiones.

Este es un fotorreportaje sin ánimo de lucro.

logo_unexp_photo
¿Quieres colaborar con United Explanations | PHOTO?
Envíanos tus fotos directamente aquí.
 

Para saber más sobre el conflicto entre Palestina e Israel, no te pierdas:

El conflicto de Israel y Gaza explicado en 6 puntos clave

 

¿Quieres recibir más explicaciones como esta? Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente

Leave a Reply