¿Es Messi el mejor jugador del mundo?

La desigualdad de género está muy presente en el mundo del fútbol

Imagen: Marta Vieira da Silva / Alagoas24horas

¿Se dará el Balón de Oro al mejor jugador del mundo?

A pocos días de que se entregue el Balón de Oro de fútbol en categoría masculina, el argentino Lionel Messi se perfila como el gran favorito para alzar, por 5ª vez, el preciado premio.

El FIFA Balón de Oro, galardón que la revista France Football otorga desde el año 1956 al mejor jugador de fútbol de Europa, y desde el 2011 y junto a la FIFA, al mejor jugador del planeta, es el reconocimiento individual más deseado por cualquier futbolista profesional.

El jurado internacional que selecciona a los ganadores de estos premios, es un jurado diverso y está compuesto por directores técnicos y capitanes actuales de las selecciones nacionales (uno por cada país), además de por periodistas especializados. Los votos de todos los participantes tienen el mismo peso, un tercio, independientemente del número de votos en cada uno.

El premio representa no solamente el reconocimiento a la trayectoria deportiva del jugador galardonado en el último año, sino también el reconocimiento a su personalidad y carisma, y lo que éste representa fuera de la pista de fútbol.

¿Esto significa que Leo Messi es el mejor jugador de fútbol de la historia? Pues si nos atenemos al palmarés de este premio…la respuesta es ¡no!

¿Quién es Marta?

Marta Vieira Da Silva (conocida futbolísticamente como Marta), es una mujer brasileña de 29 años de edad, ha ganado el FIFA World Player durante 5 años consecutivos (2006 a 2010), un record que no han logrado ni Pelé, ni Maradona, ni Platini, ni Cristiano Ronaldo, Cruyff ni Messi.

Imagen: Marta Sol vs Athletica / J Rosenfeld

Imagen: Marta Sol vs Athletica / J Rosenfeld

Doble medallista olímpica en los Juegos Olímpicos de Atenas y Pekín, subcampeona del mundo y de América, ganadora de dos juegos Panamericanos (2003 y 2007), y máxima artillera de un mundial (15 goles hasta la fecha -solo Klose entre los hombres la supera -con 16 goles-), también es máxima anotadora en el acumulado de mundiales, a gol por partido con la Canarinha (selección de fútbol de Brasil). Dos ligas estadounidenses, seis suecas, dos Champions League, una Copa Libertadores, tres veces pichichi en la liga estadounidense y otras tres en la liga sueca…son algunos de los logros de su carrera.

Probablemente el mejor palmarés futbolístico del mundo que demuestra además algo que a día de hoy no está al alcance de nadie: la capacidad de conseguir títulos y alcanzar el máximo nivel en diferentes ligas y en la selección de su país a lo largo de su carrera profesional. Inigualable.

Marta, que no pudo ir a la escuela hasta los 9 años, aprendió a leer con la revista de aventuras infantiles “Mónica y su pandilla”. A los 14 años un viaje en autobús de 3 días la alejó de su estado natal, Alagoas, y la llevó a Rio de Janeiro para formar parte del equipo carioca Vasco de Gama. Cuatro años más tarde fichó por un equipo sueco. El resto es conocido.

Marta consiguió su último récord el pasado diciembre de 2015: se convirtió en la mayor artillera de la historia de la selección brasileña, superando a Pelé, con 98 goles en 100 partidos (mejor promedio anotador que O Rei, que presenta 95 goles en 114 partidos).

La Desigualdad económica por razón de género en el fútbol profesional

Pero la desigualdad no solo está en los palmareses futbolísticos. Por desgracia, el salario percibido por las mujeres que se dedican al fútbol de manera profesional es también muy bajo y está a años luz del de sus compañeros varones.

Un reflejo claro de esta desigualdad es por ejemplo el salario mínimo percibido por las mujeres pertenecientes a la Liga de Fútbol Femenino Profesional de Estados Unidos (la mejor liga del mundo): 6.800 dólares anuales, muy por debajo de la línea de pobreza en el país que es de 11.700 dólares anuales. En esta línea destaca también, que el máximo salario pagado en la considerada mejor liga femenina del mundo, 37.800 dólares anuales, apenas alcanza el 1% del salario que cobra, por ejemplo, un jugador en el ocaso de su carrera, como Kaká, perteneciente a esta misma liga estadounidense).

Y al menos en los Estados Unidos, estas desigualdades en las cifras no pueden justificarse por la falta de seguidores ya que la audiencia del fútbol femenino es más que notable (por ejemplo, la última final del Mundial Femenino jugada entre Estados Unidos y Canadá atrajo a más de 43 millones de espectadores).

Según la página web Therichest, Marta es la jugadora femenina mejor pagada del mundo, con un salario alrededor de 400.000 dólares al año (destacar que en el top 9 de salarios de fútbol femenino a nivel mundial, se cuela un salario anual de 25.000 dólares).

Imagen: Partido de España, Mundial de Canadá / Ayuntamiento de Fuenlabrada

Imagen: Partido de clasificación de España para el Mundial de Canadá / Ayuntamiento de Fuenlabrada


Las dificultades financieras de los equipos femeninos son más que notorias. Siguiendo la trayectoria de Marta, podemos observar esta problemática muy claramente: de los últimos 8 equipos profesionales en los que jugó, 7 han afrontado dificultades financieras serias. Por ejemplo, el Santos brasileño femenino, equipo en el que Marta jugó en 2009 y en 2011, desapareció en 2011 porque el equipo no podía hacer frente a los gastos derivados de mantener a Neymar en plantilla (1 millón de reales mensuales de salario de Neymar frente al 1,5 millones de reales anuales que implicaba mantener al equipo femenino).

En España, el coste de mantener un equipo de fútbol femenino en primera división asciende a una media de 170.000 euros anuales. Sin embargo, algunos equipos como el Real Madrid no cuentan con una división femenina entre sus secciones (lo que supondría tan solo un 0,025% de su presupuesto anual).

Todo parece indicar que en el 2016 Messi igualará a Marta con 5 Balones de Oro. Por desgracia y como reflejo de la sociedad heteropatriarcal en la que vivimos y que, por supuesto, también opera en el mundo del deporte, la valoración y la profesionalización merecida por el fútbol femenino tendrá que esperar bastante más.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.


Recomendamos:

Fútbol y derechos humanos: 5 gestos para recordar

¿Quieres recibir más explicaciones como esta? Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente

Leave a Reply

3 comments

  1. Sebastian

    Perdón pero parece muy hembrista, entiendo el análisis de desigualdad que existe pero hay muchos factores que a mi parecer estas obviando. El fútbol femenino a crecido a pasos agintados pero dista de muchas cosas al masculino por razones tan simples como naturales de contextura física, fuerza y anatomía. Son dos planos distintos se juega a una intensidad distinta la mujer es más sensible suave o frágil en algunas situaciones no quiere decir que sea débil mientras que el hombre es todo lo contrario sin nombrar que aún pecan de muchos errores arqueras o puestos que sólo lo ves jugando o mirando fútbol. El fútbol femenino ha crecido mucho es innegable pero son dos mundos distintos sí se pusiera en un mismo partido mujeres contra varones ( en serio) no para un video de una publicidad con un lema cliché sobre igualdad o esas pavadas. Uno por puntos o por una clasificación a una fase, la diferencia ahí será aún más notoria por todo lo que te dije, sí tú post a punta a lo económico es porque todavía predomina como deporte espejo de varones que de mujeres y por ende facturan en publicidad para marcas deportivas masculinas que hacen ropa o calzado para hombre y a veces marcas para los dos géneros. Por eso esa desigualdad economía hay factores múltiples por la que el varón gana más en esto quizás ese sea uno ojalá cambie a futuro. Pero en fin creo que tratas de decir que a pesar de que obtenga un premio nunca va a tener el mismo reconocimiento mediatico o personal como el de su par masculino y es por algo tan visible y obvio como el hecho de que nunca los enfrentó en un campo de juego a la grandeza la hace la talla de tú rival en eso se basan los palmares del fútbol por que crees que siempre hay reconocimiento cuando vas a Europa (soy argentino) por que allí están los mejores los más rápidos los más listos los equipos más preparados. Entiendo tú postura pero dista de ver la realidad del asunto es que son dos mundos distintos por todo lo que nombre. Pero en fin al reconocimiento lo tiene ojalá sea algún día de la misma manera que el del par masculino pero veo difícil sí nunca se enfrenta a uno en serio la intensidad es distinta no veo 90′ minutos aguantando a una mujer la brusquedad con la que se juega un partido de hombres pero bueno en fin quizás cuando pase sea el momento en que para ti los hombres reconozcan (ya lo hacen en sí) que está mujer es la mejor del mundo.

  2. Pingback: ¿Es Messi el mejor jugador del mundo? La desigualdad de género está muy presente en el mundo del fútbol

  3. Pingback: La desigualdad en el mundo del fútbol | Fútbol y Listo