Primera semana de la COP21 en París: ¿qué ha sucedido hasta ahora?

COP21 en París.

Artículo elaborado por Sonia García y Anna Pérez. Check out here the English version.

Desde el 30 de Noviembre al 11 de diciembre se celebra en París la COP21 (Conferencia de las Partes, Conference Of Parties en inglés) de la CMNUCC (Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático). Esta es ya la reunión anual número 21 que ha tenido lugar en el marco de la CMNUCC.

¿Pero por qué es París tan importante si hay una COP cada año?

Copenhague, Durban … y el camino a hacia París

Durante la COP17 en Durban en 2011, se decidió para crear la ADP (del acrónimo en inglés: Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban para la Acción Mejorada).

El mandato del ADP fue desarrollar un protocolo, otro instrumento legal o un resultado acordado con fuerza legal bajo la Convención que fuera aplicable a todos los estados Parte, y que debía ser completado hasta 2015 con el fin de que sea aprobada en la vigésimo primera sesión de la Conferencia de las Partes, y para que entre en vigor y sea implementado a partir de 2020.

Relacionada: ADP para principiantes

COP21 en París.

COP21 en París.

Por lo tanto, la COP21 es el final de un largo proceso iniciado por la COP17 en 2011, y tiene que entregar los resultados para los que fue diseñado: un acuerdo global para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde 2011, el ADP ha celebrado un total de 15 reuniones durante las cuales el futuro texto que debe ser aprobado como un nuevo acuerdo fue cocinado. Pero el camino no fue tan fácil como podríamos pensar.

Hasta la COP15 en Copenhague (seguramente la COP que popularizó entre la opinión pública los problemas de cambio climático), podríamos decir que el liderazgo de las acciones en materia de cambio climático se dio desde las Naciones Unidas (con un enfoque más top down).

Los objetivos de reducción se calcularon a escala global y las directrices fueron definidas con la meta de implementar las reducciones calculadas, teniendo en cuenta las responsabilidades históricas de las emisiones globales realizadas por los diferentes estados, El Protocolo de Kyoto fue el resultado de este enfoque top down.

Durante la COP15 en Copenhague, debido a diferentes razones, el acuerdo que debía firmarse falló, y con él la forma en la que los temas de cambio climático se trataban hasta ese momento. Una gran cantidad de países tenía la impresión de que no todas las sensibilidades fueron tomadas en consideración de la misma manera. Los países pidieron una mayor involucración en el proceso por parte de los estados parte. Podríamos decir que pidieron un enfoque bottom up, por lo tanto.

Después de Copenhague, uno de los actores clave para trabajar en este enfoque de bottom up con el fin de producir un nuevo acuerdo fue el ADP. El ADP ha tenido que enfrentar las dificultades que supone producir un texto que resuma todos los enfoques nacionales, por lo que en el final del proceso tuvo que pedir al secretariado de la Convención y a los copresidentes del ADP ayuda para compilar las contribuciones añadidas por los diferentes países para para poder realizar un borrador del texto para el Acuerdo de París.

Podríamos decir que el proceso ha sido un cambio constante de enfoque top down y bottom up, teniendo siempre presente la frustración generada en Copenhague como un fantasma que no podía suceder de nuevo en París.

Relacionada: Los 6 conceptos que debes conocer para entender el acuerdo de cambio climático

¿Qué se está discutiendo en París?

La primera semana de la Conferencia del Clima de París se centró principalmente en el cierre del grupo de trabajo del ADP. Este grupo de trabajo ha terminado su mandato y su texto ha sido presentado a los ministros para negociar y lograr un acuerdo final.

Imagen: Transition Network.

Imagen: Transition Network.


Uno de los temas más candentes de esta semana ha sido la financiación. Aún no está claro cómo los países desarrollados van a proporcionar financiación a los países en vías de desarrollo para una mejor mitigación y para adaptarse al impacto del cambio climático. El párrafo del texto sobre financiación no ha cambiado sustancialmente desde octubre, lo que demuestra la importancia y el trasfondo político de este tema.

Este tema está muy vinculado a uno de los otros temas complicados: Diferenciación. Se trata de definir quién empieza a reducir las emisiones primero, o más rápido, o quien debería proporcionar más ayuda en la financiación. Este debate histórico pide a los países desarrollados hacer más, ya que son más responsables en la creación de la crisis climática en la que nos encontramos actualmente.

También hemos visto un fuerte debate sobre el objetivo de 1.5ºC. La idea es que la temperatura no debe elevarse más allá de 2 grados si queremos preservar la vida en el planeta tal como es en la actualidad, y evitar las catástrofes más peligrosas. Las investigaciones afirman que el objetivo de 2 grados no es suficiente, y que para preservar las islas bajas y las zonas costeras deberíamos tener como objetivo un calentamiento máximo de 1.5ºC. Este objetivo es muy controvertido para algunos países, cuyas emisiones tendrían que bajar de forma más rápida con el fin de cumplirlo.

Los derechos humanos también han formado parte de los temas destacados de esta semana. Junto con los derechos laborales, la igualdad de género y la integridad de los ecosistemas han quedado anotadas como parte del “objetivo” del futuro Acuerdo de París. Sin embargo, ha habido intentos para eliminar esta parte del párrafo, haciendo sonar las alarmas de las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil que participan en las negociaciones.

Por último, una de las cuestiones en las que más se ha progresado durante la presente semana es la adaptación. Desde hace meses ha habido una presión para que se incluya un objetivo global de adaptación en el Acuerdo de París. Este objetivo definiría la meta general sobre adaptación, lo que queremos lograr con ella: la mejora de la capacidad de adaptación, el fortalecimiento de la resiliencia y la reducción de la vulnerabilidad al cambio climático.

Relacionada: ¿Por qué fracasan las negociaciones para frenar el cambio climático?

Aquí os dejamos una infografía realizada por Climate Trackers para entender algunas de las claves sobre el texto:

Infografía cortesía de ClimateTracker.org.

Infografía cortesía de ClimateTracker.org.


El pasado lunes la COP recibió el texto final propuesto por el ADP a fin de adoptar un nuevo acuerdo. Durante esta semana los ministros discutirán las diferentes propuestas con el fin de cerrar algunos de estos debates.

Y entonces todos los ojos estarán puestos en París para saber si estamos construyendo un nuevo mecanismo que pueda ser útil para hacer frente a lo que puede considerarse uno de los mayores retos a los que la humanidad se ha enfrentado hasta ahora.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro


No te pierdas nuestras explicaciones sobre Cambio Climático:

banner_un_clima_en_pleno_cambio



¿Quieres recibir más explicaciones como esta?

Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente