valtrex without prescription, buy valtrex online, valtrex

¿Conoces los minijobs? Analizamos su impacto

Imagen: Revolution_sol_0

Minijobs, así se llama la modalidad de trabajo que tiene sus orígenes en Alemania. En 2003 este país implantó esta forma de contrato laboral con el objetivo de ofrecer una oportunidad de trabajo para mujeres que buscaban horas laborales fuera de sus labores del hogar y a los pensionistas que deseaban ampliar sus ingresos. Esta modalidad contractual se caracteriza por: 1) la retribución salarial tiene que ser de 450 euros máximo, en términos netos y mensuales y, 2) La jornada laboral debe ser de como máximo 15 horas semanales.

Una de las claves del éxito de los minijobs está en la baja carga tributaria de esta modalidad de contrato. Las empresas pagan una menor cuota a la seguridad social y el trabajador no tiene la obligación de pagar impuestos -si lo desea el trabajador puede contribuir voluntariamente a la seguridad social- lo que no le garantiza una cotización plena, pero sí el derecho a vacaciones pagadas y a la baja por maternidad.

Recientemente, el Informe de la Unión Europea (UE) sobre Alemania afirma en el apartado sobre su mercado laboral que hay unos 7,5 millones de alemanes con este tipo de contrato. Para aproximadamente 5 millones de ellos, este es su único trabajo, si bien es cierto que el 40% son pensionistas y estudiantes.

minijob-info2

España y los Minijobs

En 2011, el Banco Central Europeo recomendó al entonces presidente del Gobierno, Jose Luís Rodríguez Zapatero, la implementación de los minijobs con un salario de unos 400 euros como una posible solución al paro juvenil. La recomendación llegó al mercado laboral español bajo la apariencia de trabajos atemporales a tiempo parcial.

La reforma laboral de finales de 2013 permite una mayor flexibilidad en el contrato a tiempo parcial. La reforma suprimió las horas extra y aumentó las horas complementarias. Además redujo de siete a tres los días de preaviso para cambiar la jornada laboral y rebajó a las empresas la cotización por desempleo del 9,30% al 8,30%.

Minijobs. Autor: Malagón.

Minijobs. Autor: Malagón.

Esta forma contractual posibilitó que más personas entrasen en mercado laboral, pero trabajando menos y ganando menos. Actualmente, España cuenta con unas de las tasas de temporalidad más altas de la Unión Europea, 23,9% sin haber conseguido bajar sustancialmente su alta tasa de desempleo, que según el Instituto Nacional de Estadística se sitúa en el 21,2% tras un tercer trimestre tradicionalmente beneficioso para trabajar debido a la inyección del sector turístico español en verano.

¿Una solución para la crisis o la reafirmación de la precariedad laboral?

Los recientes datos sobre el paro nos muestran por tanto, una ligera reducción del mismo. No obstante, si miramos detalladamente, también observamos un aumento significativo de la temporalidad y del trabajo a tiempo parcial.

En 2008 los contratos a tiempo parcial representaban el 24,75% de la contratación, en 2014 el porcentaje de este tipo de contrato subió 10 puntos, llegando al 34,8%. Y el mismo fenómeno se observa en su forma más precaria, es decir, contratos a tiempo parcial y temporal. En 2008 este tipo de contratación era de 22,8% y al final de 2014 era de 32%. Es necesario destacar que el 63,3% de las personas que tienen este tipo de contrato desearía trabajar a tiempo completo.

El último informe de la OCDE sobre las competencias en España indica que muchos jóvenes tienen minijobs, aunque no reciban este nombre. Este mismo informe destaca que este tipo de trabajo no suele derivar en un empleo estable. Según el informe, tres de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 24 años tiene contratos temporales, y uno de cada cuatro trabajan por horas de forma involuntaria, media que cuadriplica la media de los países de la OCDE.

Afiliados con contrato temporal a jornada parcial (% sobre el total). Fuente Ministerio del empleo

Afiliados con contrato temporal a jornada parcial (% sobre el total). Fuente Ministerio del empleo


Los jóvenes son los que más sufren con los minijobs, pero no son los únicos. Los hombres y mujeres de entre 40 y 44 años, son los que, según la EPA, tienen la tasa de paro más baja (18,39%), pero esta tasa enmascara otra realidad: contratos temporales, parciales y en general, precarios.

Desde enero de 2012 a agosto de 2015, el modelo de contratación temporal a tiempo parcial -el minijob español- se incrementó en un 22% entre las personas que tienen entre 40 y 49 años, mientras los contratos indefinidos a jornada completa sólo aumentaron un 1%.

Los treintañeros no lo tienen mucho mejor. Los contratos temporales a jornada parcial aumentaron en este grupo de edad un 17%, y hay un 14% menos de cotizantes indefinidos a jornada completa que en 2012. En otras palabras, que hay aproximadamente unos 400.00 trabajadores de treinta años o más (30-39 años) que tienen un minijob.

En resumen, sí, se están creando nuevos empleos, pero en condiciones precarias. Contratos parciales y temporales generan, alta inseguridad laboral y la baja remuneración genera pobreza, lo que explica el incremento constante de trabajadores pobres -el 14% de los trabajadores y trabajadoras en España viven bajo el umbral de la pobreza, según un estudio de la Fundación 1 de Mayo de Comisiones Obreras-.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro


Recomendamos:

El desempleo en el mundo en las dos últimas décadas, resumido en un GIF

¿Quieres recibir más explicaciones como esta? Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente