26/05/2019 BARCELONA

Las Coreas para dummies: el gran lío explicado

¿Estallará de nuevo la violencia entre las Coreas?

Sobre finales de marzo, Corea del Norte lanzó una serie de proyectiles sobre el Mar Amarillo –en el marco de una jornada de ejercicios con fuego real-, los cuales cayeron sobre aguas surcoreanas. Ante esta situación, las Fuerzas Armadas de Corea del Sur decidieron responder con igual intensidad, en lo que se conoce como un nuevo capítulo en la engorrosa relación entre ambas naciones.

De acuerdo con recientes declaraciones de un Portavoz del Estado Mayor de los Ejércitos Surcoreanos, “unos obuses disparados por Corea del Norte cayeron en nuestro lado (de la frontera) y replicamos abriendo fuego”. Si bien las dos partes dispararon al mar –y no a objetivos concretos- el mundo se conmocionó al ser testigo nuevamente de las hostilidades entre el norte y el sur.

El Ejército Popular Norcoreano lanzó un aproximado de 500 rondas de artillería, de las cuales –según fuentes surcoreanas del Ministerio de Defensa- aproximadamente un quinto cayeron (accidentalmente) en el lado incorrecto de la línea fronteriza.

Ante tal accionar, la respuesta desde el sur no se hizo esperar. Rápidamente, la Fuerza Naval lanzó varias decenas de obuses autopropulsados Howitzer K-9. En simultáneo, el Ejército ordenó el envío de aviones de combate, con el objetivo de controlar y disminuir de manera efectiva la posibilidad de nuevos incidentes.

Ante las circunstancias, las autoridades ordenaron a los residentes de las islas surcoreanas que se encuentran en las cercanías a la frontera que se dirigieran a los refugios para ser evacuados. Es un hecho que ésta clase de hostilidades son comunes en la región, y se han repetido en múltiples ocasiones en los últimos cincuenta años.

El conflicto se desarrolló en una región muy particular, la frontera marítima ubicada en el Mar Amarillo, caracterizada por su eterna conflictividad. Esto es así porque la Línea Limítrofe del Norte fue trazada hacia finales de la guerra de Corea –en 1953-, pero jamás fue aceptada por Pyongyang. Es por ello que se han registrado un sinfín de enfrentamientos y discordias, que se han cobrado las vidas de decenas de personas inocentes, a ambos lados de la frontera.

Crónica de un conflicto anunciado

La guerra de Corea, Wikipedia
La guerra de Corea, Wikipedia

Tal como se mencionó antes, el intercambio armado ha sido el común denominador en la relación entre ambas naciones.

Desde la Gran Guerra entre ambos extremos de la península, que se extendió desde 1950 a 1953, los enfrentamientos no han cesado. En aquella ocasión, el enfrentamiento se llevó a cabo por cuestiones relativas a la división de límites, el cual había sido establecido en el paralelo 38. Luego de una extensa batalla, finalmente se acordó un alto al fuego y una zona desmilitarizada, aunque nunca se firmó un Acuerdo de Paz.

Es probable que esa sea la razón por la cual importantes enfrentamientos se han registrado en los últimos años. Entre los más memorables, se puede destacar los acaecidos durante 2010: un barco de guerra de Corea del Sur –conocido como el buque Cheonan– fue hundido cerca del área en cuestión, cobrándose la vida de más de 40 marineros. Pocos meses después, Corea del Norte bombardeó una isla surcoreana (Yeonpyeong). En aquella terrible ocasión, se registraron oficialmente cuatro fallecidos, entre los cuales dos eran civiles.

El mar amarillo

Las disputas sobre la frontera en el Mar Amarillo no son nuevas. Estas aguas poco profundas se erigen como una de las áreas más sensibles del mundo.

El mar se encuentra entre la China continental y la península de Corea. Se extiende por un aproximado de 417.000 km², y su máxima profundidad es de apenas 100 metros.

Sobre las partes: Corea del Norte y Corea del Sur 

En el norte

Un soldado de Corea del Norte, Flickr: Roman Harak
Un soldado de Corea del Norte, Flickr: Roman Harak

La Republica Popular Democrática de Corea no cuenta con cargo de Presidente. Éste fue eliminado en 1998, luego de la muerte de Kim Il-sung.

La Constitución de 1972 contempló por primera vez la función ejecutiva. Hasta aquel momento, el máximo puesto hallaba su correlato con las más importantes cúpulas del Partido del Trabajo. Kim se eligió como presidente en ese mismo año, a través de la Asamblea Popular Suprema, y ejerció funciones hasta el momento de su fallecimiento.

Se le otorgó el título honorífico de Presidente Eterno de la República poco después. Desde ese momento, los poderes inherentes al cargo se han dividido en otros tres, con diferentes funciones, y encarnados en distintos representantes. Estos son el de Secretario General del Partido de los Trabajadores (ocupado actualmente por Kim Jong-un); el de Presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo (bajo el mandato de Kim Yong-nam) y el de Presidente de la Comisión Nacional de Defensa (ejercido por el primero).

Según lo pactado en la nueva Constitución, el poder presidencial se encuentra escindido en estos tres cargos. En la actualidad, Kim Jong-Un es el gobernante de facto, y es considerado por muchos como un dictador que amenaza de manera constante la paz mundial.

En el Sur

Monumento de los caidos en Seoul, Corea del Sur, Flickr: Anja Johnson
Monumento de los caidos en Seoul, Corea del Sur, Flickr: Anja Johnson

La República de Corea tiene un sistema de gobierno democrático, cuyo cargo de presidente tiene una duración de 5 años no renovables y es electo mediante el voto popular. En el sur, el poder de la nación se distribuye entre el Ejecutivo, la Asamblea Nacional unicameral y la magistratura.

En la actualidad, Park Geun-hye ejerce las funciones ejecutivas. Elegida en el 2012, asumió el 25 de febrero del 2013. De las filas del partido conservador Saenuri, su estrategia política hacia el Norte ha sido de relativa diplomacia. Se ha propuesto un mayor acercamiento y cooperación, pero manteniendo una postura severa con respecto a las hostilidades.

Sólo el tiempo lo dirá

La firma de un armisticio después de la Guerra entre ambos extremos de la península coreana es una de las razones fundamentales por las cuales estas naciones se encuentran todavía en un estado de alerta permanente.

A los escasos y truncos acercamientos y diálogos entre ambas Coreas, se le debe sumar el indiscutible factor de inestabilidad en la relación. No podemos obviar los graves momentos de tensión que se han vivido en esta particular región asiática.

Estimando los intentos surcoreanos de un acercamiento, deberíamos considerar también el accionar de la comunidad internacional en general –y de Occidente y Estados Unidos en particular-, quienes han tratado en múltiples ocasiones rectificar el comportamiento de Pyongyang. Abogando por sanciones esencialmente económicas y políticas, puede inferirse que quizás esperaban respuestas más inmediatas y claras desde el norte. Sin desprecio de ello, convenimos en que la mejor medida para solucionar esta clase de conflictos siempre será la diplomática.

Hoy es difícil predecir qué ocurrirá con las amenazas de Kim Jong-un, y cómo debería resolverse este enfrentamiento. Mientras que algunos creen que un nuevo combate armado podría poner fin a tantas décadas de fricción, otros sostienen que la situación finalizaría con la simple firma de un Tratado de Paz. También existen quienes defienden la participación de Estados Unidos como la llave esencial para la solución definitiva del conflicto.

En este punto, resulta prácticamente imposible vaticinar el camino que seguirán las circunstancias. Tal como se pregunta el crítico literario y profesor Kim Chi-su, ¿hay alguna manera de sanar las heridas de la Guerra de Corea? Solo el tiempo lo dirá.

Foto de portada: Fotografía del período de Guerra entre las dos Coreas, fuente: U.S. Army Korea vía Flickr

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro 

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Carolina Galloso

Rosario, Argentina. Estudiante avanzada de la carrera Licenciatura en Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Rosario. Redactora de contenidos políticos y económicos. Apasionada por asuntos de seguridad, paz y derechos humanos. Comprometida con la labor de divulgación de información y el análisis político. Directora del Instituto de Seguridad Global Argentina. Directora de la revista especializada Acontecer Mundial, y redactora en el diario Es Tiempo de Libertad. Correo: [email protected]



Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!