20/11/2018 BARCELONA

National Geographic concluye que este será nuestro aspecto en el año 2060

¿Cómo seremos en el año 2060? National Geographic se aventura a encontrar la respuesta con una serie de fotografías.

Abordar la cuestión de cómo seremos los humanos en el futuro no es precisamente fácil. Pero parece que una conclusión evidente es que la mezcla entre razas irá cada vez en aumento. La Oficina del Censo de Estados Unidos estima que en el año 2060 los blancos no hispanos dejarán de ser la mayoría en los Estados Unidos. De hecho este mes de abril de 2014 la población hispana se ha convertido en mayoritaria en el estado de California.

En este escenario el reto de visualizar cómo pareceremos en el futuro (en un futuro no mayoritariamente blanco) lo abordó la revista National Geographic en el mes de noviembre de 2013, en el marco del 125º aniversario de la publicación. La revista le pidió a Martin Schoeller, un reconocido artista y fotógrafo especializado en retrato, que capturara los rostros de la mezcla de razas actual, en este caso particular de Estados Unidos. El resultado no fue un intento de combinar capas usando Photoshop sino un compendio de fotografías de personas reales de hoy, que podrían ser el “promedio” -según las estimaciones de la Oficina del Censo- en el año 2060. Al menos para los Estados Unidos.

Según National Geographic “con el multiculturalismo en aumento y las diferencias raciales entre los habitantes del planeta Tierra, la humanidad se mezclará cada vez más”. Explica además que “a este proceso científico se le conoce como “ascendencia mixta” y dará lugar a una o más razas nuevas a las ya conocidas, incluso la desaparición de algunas”.

El encargo pone a los Estados Unidos en el centro de atención, un país diverso, racial y étnicamente. Se reconocen seis grupos étnicos en el país: los blancos, los indígenas nativos americanos y nativos de Alaska, los asiáticos, los negros o afroamericanos, los nativos de Hawái y las islas del Pacífico y las personas de dos o más razas. Y es que Estados Unidos ha sido un gran receptor de inmigración a lo largo de la historia. De hecho, lo sigue siendo a día de hoy ya que es el país número 1 en receptivo de inmigrantes en el mundo según datos del Banco Mundial de 2010 (con más de 42,7 millones de inmigrantes). Le siguen la Federación de Rusia (12,3 millones), Alemania (10,8 millones), Arabia Saudí (7,3 millones), Canadá (7,2 millones), Reino Unido (6,9 millones), España (6,9 millones), Francia (6,6 millones), Australia (5,5 millones) e India (5,4 millones).

Y tanta mezcla de razas tiene sus efectos. El Wall Street Journal se hacía eco de que el 15% de los nuevos matrimonios de Estados Unidos en 2010 tenían lugar entre individuos de diferentes razas, el doble de lo que ocurría 25 años atrás. La proporción de matrimonios mixtos varía según la raza, con el 9% de los blancos, el 17% de los negros, el 26% de los hispanos y el 28% de los asiáticos casándose con una persona que no pertenece a su grupo étnico o racial.

Las uniones interraciales representan en la actualidad el 8,4% de todos los matrimonios en los EE.UU. En Canadá, por ejemplo, los matrimonios interraciales en 2006 representaron el 3,9% del total (comparado con el 2,6% en 1996). En Australia el 15% de las mujeres nacidas en el país, y el 17,4% de los hombres se habían casado en 2009 con alguien no australiano de nacimiento (Estados Unidos -68%-, Grecia -62%- e Irlanda -62%- siendo los países más comunes en el caso de los maridos de ascendencia no australiana, India -12%-, China -16%-, y otros países del centro y sur de Asia -16%- para el caso de las esposas no naturales de Australia).

Este no es un fenómeno en absoluto nuevo ni reciente, aunque sí va en crecimiento. En la vieja Europa, la mezcla entre razas ha tenido lugar durante cientos de años. De hecho, un estudio elaborado por la Universidad de Oxford, sugiere que parte de la población británica desciende directamente de un grupo de pescadores ibéricos que viajó por mar hasta las Islas Británicas hace aproximadamente 6.000 años. Los españoles están genéticamente muy relacionados con los pueblos de la Europa más occidental (Irlanda, Gales, Bretaña francesa y Portugal), mucho más que con ningún otro pueblo.

Las invasiones fueron una de las principales causas de la mezcla étnica en Europa. Así en todos los lugares invadidos por las antiguas tribus germánicas y vikingos la población suele presentar unas características físicas similares: generalmente de pelo rubio y los ojos azules. Forman parte del denominado halogrupo I1 (nórdico o germánico), y se encuentra presente en la mayoría de los noruegos, suecos, daneses, finlandeses, islandeses, alemanes del norte, ingleses del este y holandeses.

En América Latina, gran parte de la población es descendiente de los amerindios, europeos y africanos. En esta región los matrimonios mixtos y las interrelaciones ocurrieron a una escala más grande que la mayoría de los otros lugares del mundo. Solo entre 1849 y 1874 cerca de 300.000 chinios cantoneses y otros migrantes (casi todos hombres) fueron enviados la región. Muchos de ellos se casaron y cohabitaron con negros, mestizos, población europea, así como de Cuba, Perú, Guyana y Trinidad y Tobago.

Volviendo de nuevo a los Estados Unidos, la Oficina del Censo empezó a recopilar información detallada sobre personas multiraciales a partir de 2000 cuando se permitió por primera vez a los encuestados que marcaran más de una raza en la casilla de origen étnico. Un total de 6,8 millones de personas señalaron la opción múltiple. Diez años después, en el año 2010, este número aumentó en un 32 por ciento, lo que la sitúa como una de las categorías de crecimiento más rápido.

¿Por qué es importante identificar correctamente la raza de una persona?

En los EE.UU. la acción de identificación de la raza en el censo del año 2000 se realizó por primera vez para hacer un mejor seguimiento del grado de cumplimiento de las leyes contra la discriminación así como para identificar problemas de salud específicos de ciertas poblaciones rurales. En un ejemplo de esto último encontramos a Imani Cornelius (ver imagen inferior), de 13 años y residente en Shakopee (Minnesota, EE.UU.). Imani es de raza negra y blanca (marcó la casilla del censo que la identificaba como raza negra), necesita un transplante de médula, pero lleva dos años en la lista de espera: la compatibilidad depende de que comparta origen con los donantes, entre los que escasean los individuos afroamericanos y multirraciales.

Año 2060: ¿tendremos los humanos unos rostros parecidos a estos?

original
Kelly Williams II. 17 años, Dallas, Texas. Autoidentificación: afroamericano y alemán/multirracial. Casilla del censo marcada: negro.

original-(2)
Celeste Seda, 26 años, Brookly, Nueva York. Autoidentificación: dominicana y coreana. Casilla del censo marcadas: asiática/alguna otra raza.

original-(1)
Sandra Williams, 46 años, Chicago, Illinois. Autoidentificación: birracial/<>. Casilla del censo marcada: negra

85deb761f638b0ae6bf062e101b1fd78
Yoel Chac Bautista (izquierda), 7 años, Castaic, California. Autoidentificación: negro/mexicano/<>. Casilla del censo marcada: negro. Tayden Burrell (derecha), 5 años, Sarasota, Florida. Autoidentificación: negro y blanco/birracial. Casilla del censo marcadas: blanco/negro.

13-marshall-hosanha
Hosanna Marshall, 32 años, Nueva York, Nueva York. Autoidentificación: afroamericana, nativa americana, blanca y judía. Casilla del censo marcada: negra.

national-geographic-average-american-female-look-in-2050-6
Imani Cornelius, 13 años, Shakopee, Minnesota. Autoidentificación: negra y blanca. Casilla del censo marcada: negra.

11-hubbard-jakara
Jakara Hubbard, 28 años, Monee, Illinois. Autoidentificación: mezcla. Casilla del censo marcada: blanca / negra.

17-neumann-lula
Lula Newman, 7 años, Nueva York, Nueva York. Autoidentificación: china, indonesia, alemana, polaca, galesa. Casilla del censo marcada: blanca/china/otra asiática.

24-alleyne-themba
Themba Alleyne, 30 años, Los Ángeles, California. Autoidentificación: multirracial / «marco todas las casillas.». Casilla del censo marcada: blanco / negro / nativo americano / indio asiático / nativo hawaiano / otro isleño del Pacífico.

03-fenci-daisy
Saisy Fencl, 3 años, San Antonio, Texas. Identificación paterna: coreana e hispana. Casilla del censo marcada: pendiente.

Christopher Braxton, 33 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: mitad afroamericano, mitad coreano / «negrasiático». Casilla del censo marcada: negro / coreano.
Christopher Braxton, 33 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: mitad afroamericano, mitad coreano / «negrasiático». Casilla del censo marcada: negro / coreano.

Maya Joi Smith, 9 años, Cary, Illinois. Autoidentificación: negra y asiática / coreana y afroamericana. Casilla del censo marcada: negra.
Maya Joi Smith, 9 años, Cary, Illinois. Autoidentificación: negra y asiática / coreana y afroamericana. Casilla del censo marcada: negra.

Arial Toole, 14 años, Chicago, Illinois. Autoidentificación: mezcla de razas / multirracial. Casillas del censo marcadas: blanca / negra / vietnamita.
Arial Toole, 14 años, Chicago, Illinois. Autoidentificación: mezcla de razas / multirracial. Casillas del censo marcadas: blanca / negra / vietnamita.

Tevah Jones, 22 años, Grants Pass, Oregón. Autoidentificación: americano trinitense / de color. Casilla del censo marcada: blanco / negro.
Tevah Jones, 22 años, Grants Pass, Oregón. Autoidentificación: americano trinitense / de color. Casilla del censo marcada: blanco / negro.

Solomon Hsiang, 29 años, San Francisco, California. Autoidentificación: chino y judío de Europa del Este. Casilla del censo marcada: blanco / chino.
Solomon Hsiang, 29 años, San Francisco, California. Autoidentificación: chino y judío de Europa del Este. Casilla del censo marcada: blanco / chino.

Jesse Lee, 32 años, Nueva York, Nueva York. Autoidentificación: mitad china, un cuarto sueca, un cuarto francesa. Casilla del censo marcada: china.
Jesse Lee, 32 años, Nueva York, Nueva York. Autoidentificación: mitad china, un cuarto sueca, un cuarto francesa. Casilla del censo marcada: china.

Joshua Ahsoak, 34 años, Anchorage, Alaska. Autoidentificación: judío y esquimal inupiat / «jusquimal». Casilla del censo marcada: nativo de Alaska.
Joshua Ahsoak, 34 años, Anchorage, Alaska. Autoidentificación: judío y esquimal inupiat / «jusquimal».
Casilla del censo marcada: nativo de Alaska.

Gabriela Guizzo, 5 años, Rockville Centre, Nueva York. Autoidentificación: «un poco de todo». Casilla del censo marcada: blanca / japonesa.
Gabriela Guizzo, 5 años, Rockville Centre, Nueva York. Autoidentificación: «un poco de todo». Casilla del censo marcada: blanca / japonesa.

Helen Robertson, 54 años, Los Ángeles, California. Autoidentificación: inglesa. Casilla del censo marcada: blanca/asiática.
Helen Robertson, 54 años, Los Ángeles, California. Autoidentificación: inglesa. Casilla del censo marcada: blanca/asiática.

JAcob Benavente, 5 años, Torrance, California. Autoidentificación: americano. Casilla del censo marcada: asiático / nativo hawaiano / otro isleño del Pacífico.
JAcob Benavente, 5 años, Torrance, California. Autoidentificación: americano. Casilla del censo marcada: asiático / nativo hawaiano / otro isleño del Pacífico.

Harold Fisch, 23 años, Austin, Texas. Autoidentificación: europeo del este, puertorriqueño, judío, texano. Casilla del censo marcada: alguna otra raza.
Harold Fisch, 23 años, Austin, Texas. Autoidentificación: europeo del este, puertorriqueño, judío, texano. Casilla del censo marcada: alguna otra raza.

Oona Wally, 25 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: china y judía / caucásica. Casilla del censo marcada: blanca / china.
Oona Wally, 25 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: china y judía / caucásica. Casilla del censo marcada: blanca / china.

Cameron Benjamin, 22 años, Los Ángeles, California. Autoidentificación: hawaiano, chino y caucásico. Casillas del censo marcadas: blanco / chino / nativo hawaiano.
Cameron Benjamin, 22 años, Los Ángeles, California. Autoidentificación: hawaiano, chino y caucásico. Casillas del censo marcadas: blanco / chino / nativo hawaiano.

Mars Wright, 25 años, Austin, Texas. Autoidentificación: mayormente filipino y negro. Casilla del censo marcada: negro / filipino.
Mars Wright, 25 años, Austin, Texas. Autoidentificación: mayormente filipino y negro. Casilla del censo marcada: negro / filipino.

Mariyam NayeriI, 33 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: mexicana y saudí. Casilla del censo marcada: alguna otra raza.
Mariyam NayeriI, 33 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: mexicana y saudí. Casilla del censo marcada: alguna otra raza.

Alexander Sugiura, 27 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: americano, judío étnico. Casilla del censo marcada: japonés.
Alexander Sugiura, 27 años, Brooklyn, Nueva York. Autoidentificación: americano, judío étnico. Casilla del censo marcada: japonés.

Julio Holman, 29 años, Los Ángeles, California. Autoidentificación: mitad mexicano, mitad negro. Casilla del censo marcada: Latino/americano.
Julio Holman, 29 años, Los Ángeles, California. Autoidentificación: mitad mexicano, mitad negro. Casilla del censo marcada: Latino/americano.

Adrián Adrid, 24 años, Haleiwa, Hawai. Autoidentificación: blanco. Casillas del censo marcadas: blanco / filipino.
Adrián Adrid, 24 años, Haleiwa, Hawai. Autoidentificación: blanco. Casillas del censo marcadas: blanco / filipino.

ljQ8qNB

Todas las fotografías son del autor Martin Schoeller para National Geographic.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Lluis Torrent

Barcelona, España. Licenciado en Ciencias Ambientales, Máster en Intervención Ambiental, Máster en Relaciones Internacionales y Especialista en Ciencia Política. He trabajado como consultor ambiental para gobiernos locales y regionales y empresa privada. Socialmente comprometido, me apasiona explorar la fina línea que transcurre entre la política, la economía, la sociedad y el medio ambiente. Sígueme en Google+ Lluis Torrent


22 comments

  • Pingback: ¿Cuál es tu color Pantone? Humanae: el mayor inventario de color de la piel humana de la historia | United Explanations

  • Carson Oberndorfer

    29/04/2014 at

    “Disfrute de la ciencia, la cultura y la tecnología mientras pueda, ya que podría desaparecer de la faz de la tierra. Ellas dependen de la capacidad de una minoría dentro de la humanidad. Las capacidades intelectuales de los cientificos, artistas y creadores parte de la capacidad genética que no es ilimitada, se está perdiendo por la cultura basura, por la castración de los hombres y el feminismo, experimenta la degeneración desde hace miles de años, y está siendo arruinada por la mezcla racial día a día , sin ser renovada.”

    Reply

    • Isa

      18/09/2014 at

      De acuerdo con usted. Más allá del aspecto físico, lo vierto es que crecen lss poblaciones más ignorantes, crece el número de violentos, y disminuye la población mejor formada e instruida. Vamos en franca involución.

      Reply

    • a comer pelotas

      19/10/2014 at

      Qué tonto es usted perdone que le diga. Y que montón de tonterías dice.

      Reply

      • AJ

        18/05/2018 at

        Tonto el ? solo ve asu nombre amigo y vera que tipo de persona es usted!!!

        Reply

    • Claudia Toro

      21/04/2015 at

      En parte es verdad, la población menos formada es mayoría, pero también cuestionarse como se llego a ese punto, la economía deshumanizada y la esclavitud camuflada con “producción industrializada” para mantener un consumo innecesario?…pero genética? la creatividad no es genética, el deseo de aprender no es genético, el desarrollo cognitivo no es genético, algunos de los mas grandes artistas y científicos tuvieron las mas humildes raíces, vidas complicadas sin oportunidades e incluso trastornos psico-sociales, pero no, el deseo de hacer algo no es genético, la pasión por actuar en pro a una causa que embriague al individuo, sea cual sea tu intención, genético no es… por que gente ignorante y sin oportunidades abundaban en los tiempos mas críticos de la historia y es de esos tiempos de donde salieron de los mas grandes pensadores, científicos y artistas… así que me es imposible estar deacuerdo con esas palabras tan criticas y cerradas…

      Reply

  • Luisantonios

    01/05/2014 at

    Estoy de acuerdo en todos puntos menos uno, con el señor Carson, pero en lo concerniente a cómo pareceremos, NatGeo no pinta el aspecto sexual, y al ritmo cambiante de las tendencias de modas andróginas, que difuminan la línea entre la virilidad y el afeminamiento, pienso que vamos a encontrarnos con seres completamente ambiguos, en los que incluso el aspecto varonil habrá desaparecido siendo la mayoría transexual y con preferencias bisexuales.
    A las mujeres no les incomoda tener un compañero bisexual, eso uno lo ve, y esa relajación en las costumbres hará absolutamente promiscuas y permisivas a las próximas d´generaciones.

    Reply

    • Sebastian

      04/06/2014 at

      Y?

      Reply

  • Pingback: National Geographic concluye que este será nuestro aspecto en el año 2060

  • Ricardo Millenni

    13/05/2014 at

    No creo que se de ese mestizaje los gitanos llevan 500 años en España y todavía mantienen su raza.

    Reply

    • LADY ANNA

      20/12/2014 at

      porque hay cierta endogamia, pero no son puros la mayoría. han pasado por diversos países euroasiáticos y se han ido mezclando, la prueba es que hay gitanos con ojos claros o incluso rubios y de muy diferentes rasgos. y muchos españoles que tienen sangre y aspecto gitano y no lo son, pero lo llevan los genes.

      Reply

  • Li Kaczynski

    17/05/2014 at

    Tengo que decirlo: ¿Por qué tanto Photoshop retouch? ¿Qué está pasando? Esto va de razas ¿no? Pues si se tienen que ver las razas que se vean de verdad. El aspecto de la gente normal no es así. Las pieles no son perfectas, los ojos verdes naturales no tienen el color del de un semáforo. Por favor… de verdad que ya da vergüenza. Ni una puta arruga. Ni una mancha exceptuando las graciosas pequitas de [email protected] El autor de esto ha confundido un proyecto informativo de interés cultural con un post de belleza.

    Reply

    • martina

      01/06/2014 at

      Es una imagen que se suponeeeee que seriamos en 2060 eres bien tonto. Es obvio que deben retocarla para crear la suposición

      Reply

      • a comer pelotas

        19/10/2014 at

        La tonta eres tú, estoy hasta las mismisimas pelotas de comentaristas estupidos en la red. Diosito, cuánto daño ha hecho internet.

        Reply

    • david

      11/07/2014 at

      siento discrepar, pero no hay iluminación bien llevada a cabo que necesite de un post proceso en photoshop, ahi no hay trampa alguna, los colores son los que son, si la gente es agraciada no tienen la culpa, aver si nos vamos quitando la venda y aprendemos a mirar mas allá, porque ahora solo se sabe criticar a los métodos y los procesos….si no hay arrugas es por la luz utilizada no por nada mas, a parte que se pueden apreciar perfectamente imperfecciones, esto no es el Vogue vamos…lol

      Reply

      • a comer pelotas

        19/10/2014 at

        Perdona, pero el autor del comentario original tiene toda la razón, y usted, o tú, o como gustes ser llamado, te estás colando pero de lo lindo. Disfrazar así a un post de belleza exotica, como si fuera un post pseudocientifico con toques sociologicos de cómo sera nuestra especie en un breve espacio de tiempo es una majadería, y más si le añadimos la verdad que ha dicho el autor original de este hilo. El que se tiene que quitar la venda es usted, que me parece que va supurando conocimientos básicos de iluminación en fotografía y demuestra no tener ni mijita.
        Estas personas no se corresponden en absoluto con gente real, son curiosidades agradables a la vista, seleccionadas cuidadosamente por casar su rareza con los prototipos de belleza actual y decir lo contrario es discutir tonterías.

        Reply

  • a comer pelotas

    19/10/2014 at

    Si esto es tal y como lo explica esta página, que lo dudo, national geographic me puede comer las pelotas. Coger a un grupo de personas la mar de exóticas y guapitas para determinar que así seremos en menos de cincuenta años es para mear y no echar ni gota, y peor aún que haya gente que se lo crea. No sabía que la reproducción interracial (por llamarla de alguna manera, antes de que algún friki me tache de racista o alguna gilipollez así) estuviera a la órden del día, lo suficiente como para extinguir los genes recesivos en un puñado de décadas. También decían que para el 2020 no iban a existir los rubios y chorradas de ese tipo. Por favor, para la próxima publicad el artículo como: GENTE MUY GUAPA CON GENES MUY DIVERSOS y nos lo comeremos la mar de agusto.

    Menuda tontería, y menudo tonto el que pierda el tiempo en discutir esta subnormalidad.

    Reply

    • uno

      20/02/2015 at

      Perdona, pero yo no los encuentro guapos. Serà que tu eres más feo que ellos.

      Reply

  • vanilio

    11/01/2015 at

    qué estudio tan sesudo, todos afroamericanos mezclados con ingleses y con chinos. En esas fotos solo veo fotocopias de Rhianna, Vanessa Williams y podrían añadir a los Milli Vanilli. Se les ve el plumero de lo tosco del estudio.

    Reply

  • Cthulhu

    19/06/2015 at

    Algunas caras u ojos dan miedo!!!!

    Reply

  • victor

    20/10/2015 at

    la gente se vuelve puso mas fea la pura realidad

    Reply

  • Pingback: PARADIGMAS ¿A QUÉ LE TEME TRUMP? – EfACICO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × one =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!