headaches, stress and lack of energy. joint damage types are divided into: elements of joint damage, partial, incomplete, and full of damaged ligaments, damage, a combination of ligaments, synovial and fibrous obolochek.3) Wheelchair - spring flowering elm wheelchair (help) a little - Toilet bundles of flowers on a long fly - arms. The flowers are unisexual, perianth simple, free or slightly melted 4-6 leaflets. Stamens located opposite the tepals. Male flowers have a rudimentary pistil, pistil and women in the two median carpel, ovary one connection. accutane online Fruits Elm - nuts. The plant is pollinated by the wind. 2. The longitudinal limb coating used for 10 days, then transferred to a local bromine electrophoresis ( "-") and calcium chloride ( "+"); electrodes (to cut the cast, this window) through hydrophilic spacers to adjust contributed to the transverse direction of the joint control on the size of the affected joint; density of 0.1 mA, the procedure is carried out daily 12 to 25 minutes, only 12 to 25 per course, depending on the scope

La gente feliz, ¿nace o se hace? Claves para vivir más feliz

Felicidad

Toda una historia de felicidad

Todos hemos oído alguna vez esa frase ya tan gastada de que el dinero no hace la felicidad, pero que ayuda. En realidad la felicidad es algo mucho más complejo que el dinero, algo que ya analizamos en un artículo anterior. En la antigüedad el tema de la felicidad era algo que preocupaba a los más importantes pensadores. Aristóteles solía decir que “La verdadera felicidad consiste en hacer el bien”; en el otro extremo del mundo Confucio vinculaba la felicidad con el trabajo con su conocida reflexión: “Encuentra un trabajo que te guste, y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida”. Ya en tiempos más recientes, Henry van Dyke indicaba que nosotros somo nuestra propia felicidad al afirmar que: “La felicidad es interior, no exterior; por tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos”. En la película Into the wild (film que os recomendamos enormemente) se realiza una profunda y conmovedora revelación al final de la misma: “La felicidad sólo es real si es compartida”, sumando una componente colectiva a la felicidad, y es que los humanos somos una especie social. Aldous Huxley también se apuntaba al carro del pensamiento colectivo con su reflexión: “El bien de la humanidad debe consistir en que cada uno goce al máximo de la felicidad que pueda, sin disminuir la felicidad de los demás”, añadiendo un toque de respeto hacia los que nos rodean.

Dan Gilbert, autor de “Tropezando con la Felicidad”, hizo una conocida charla Ted en la desafiaba la idea de que somos desdichados si no tenemos lo que queremos. Nuestro “sistema inmunológico psicológico” nos hace sentir verdaderamente felices incluso si las cosas no salen como lo planeado. Bastante revelador, ¿no?

En su libro, “La ciencia de la felicidad: un nuevo enfoque para la obtención de la vida que quieres” (The How of Happiness: A New Approach to Getting the Life You Want), la profesora de psicología Sonja Lyubomirsky dice que la felicidad de una persona es un 50% debido a la genética, un 10% debido a las circunstancias, y el 40% restante está “dentro nuestro poder para cambiar”.

Varios estudios han demostrado que el consumo de alimentos de alto contenido calórico puede hacerte más feliz. La desventaja es que también te hacen engordar. Como alternativa, un estudio publicado el pasado mes de mayo en la Journal of Behavioral and Brain Science in May 2013 encontró que tan solo dibujando alimentos ricos en grasas, como bizcochos o pizza, así como alimentos de sabor dulce, como fresas, también pueden mejorar nuestro estado de ánimo. Las reacciones positivas fueron independientes del peso de los sujetos y el nivel de hambre.

¿Qué te hace feliz? Si algo cierto hay en las personas felices es que lo son día tras día y lo consiguen teniendo una vida sin excesivas pretensiones y valorando aquello que son y tienen: “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”, tal y como pensaba Benjamín Franklin.

¿Cuántos días vives realmente? Aprovecha tu día y a día; en realidad no tienes tanto tiempo libre como puedas imaginar, o al menos esa idea nos quedó en la mente una vez terminamos de ver este estupendo vídeo. Es francamente conmovedor y llama a aprovechar al máximo cada instante que vives.

¿Diseño y felicidad?

Stefan Sagmeister, diseñador gráfico y artista visual reconocido mundialmente, explora en  esta charla las posibilidades para lograr la felicidad como diseñador, sus tácticas para asegurarse de que lo que hace siga siendo impactante sin deteriorarse en la monotonía, así como las posibilidades para diseñar piezas que inducen la felicidad en la audiencia.

Foto de portada: Sonrisas infantiles que contagian felicidad, vía Kumaran Balan en Flickr

Esta es una explicación parcialmente con ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta? Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente