Libertad de prensa: morir por la verdad

Manifestación "Veladoras por la libertad de prensa", Ciudad de México [ProtoplasmaKid, Wikimedia Commons]

La libertad de expresión, opinión y prensa es un derecho fundamental de los seres humanos y, a pesar  de ello, miles de personas son privadas de él y censuradas en todo el mundo a diario. Son más de cuarenta los países que ejercen censura premeditada sobre medios de comunicación y páginas web. Por ello, el oficio del periodista juega el papel más importante a la hora  de representar estos derechos básicos. Sin embargo, cada vez se hace más difícil ser garante del cuarto poder: al periodista le cuesta cada vez más hacer periodismo.

Manifestación en contra de las muertes de periodistas

En la actualidad, la libertad de prensa sufre sus años más negros a lo largo y ancho del planeta. 2012 ha sido un año catastrófico para los profesionales de los medios de comunicación y sus colaboradores. El Informe Anual 2012 de Reporteros Sin Fronteras denuncia que, en épocas de conflicto y limitación o supresión de libertades fundamentales, los periodistas y blogueros se están convirtiendo en objetivos deliberados de los ataques de guerrillas, narcos, crimen organizado, ejércitos y gobiernos.

Las cifras de Reporteros Sin Fronteras

De acuerdo al informe de Reporteros Sin Fronteras, un total de ciento cuarenta y seis personas relacionadas con el periodismo fueron asesinadas el pasado año y casi trescientas cuarenta, encarceladas. Las cifras no habían alcanzado cifras tan altas desde 1995. Sin embargo, esta tendencia parece ir a más en vez de remitir: en los primeros meses del 2013 la cifra de periodistas, internautas y colaboradores asesinados durante el desarrollo de su profesión asciende ya a los veinticuatro, mientras que 342 han sido encarcelados. Actualmente, estás trágicas cifras duplican los números habituales de profesionales de la información muertos y detenidos en el mundo.

2012

2013 (a fecha 1 de abril)

Periodistas asesinados

90

15

Internautas y periodistas ciudadanos asesinados

48

9

Colaboradores asesinados

8

0

Periodistas encarcelados

192

183

Colaboradores encarcelados

13

13

Internautas encarcelados

133

146

Los países más afectados

28º Aniversario del asesinato de Manuel Buendía [Photo: MexComunicacion Flickr account]

Siria, Somalia y Pakistán son los países más afectados por la violencia contra los profesionales y colaboradores de los medios de comunicación. A la violencia estructural que, por defecto, hay en los países mencionados hay que sumarle las trágicas circunstancias que asolan a dichos territorios. El conflicto en Siria, la falta de orden y ley en el estado fallido de Somalia y la guerra contra los talibanes en Pakistán hacen casi imposible llevar a cabo cualquier actividad relacionada con la libertad de expresión y prensa. Por su parte, los narcotraficantes y el crimen organizado amenazan a diario a los periodistas de México y Brasil, convirtiendo estos países en los más peligrosos para ser profesional de los medios de comunicación en Latinoamérica.

La violencia estructural es el origen en sí de la violencia en un país. Se trata de un daño sistemático en la satisfacción de las necesidades básicas humanas (supervivencia, libertad, bienestar…) como resultado de un proceso de estratificación en clases sociales.

A su vez, la violencia ejercida sobre los periodistas e internautas por los gobiernos del mundo se manifiesta en forma de detenciones. Turquía es el país líder mundial en el número de profesionales de los medios confinados en sus cárceles. Al menos setenta y dos periodistas están encerrados en una prisión turca de los que, como mínimo, cuarenta y dos fueron detenidos por llevar a cabo actividades relacionadas con su profesión. A esto hay que sumarle los ciento veinticinco que, según Reporteros Sin Fronteras, se encuentran en medio de procesos judiciales.

Resultados informe anual 2012 Reporteros sin Fronteras (color más oscuro menor libertad). Fuente: Reporteros sin fronteras

La situación va de mal en peor para los periodistas del mundo. La libertad de expresión y prensa se censura día tras día y sus defensores son oprimidos en decenas de países. No es buen momento para ser profesional de la información, pero siempre queda esperanza para los que siguen luchando por conseguir medios de comunicación libres e independientes.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta? Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente