11-S: diez años de libros sobre el día en que el mundo cambió

11-S: diez años de libros sobre el día en que el mundo cambió

Septiembre de 2001. Eran tiempos felices. Como relata el escritor franco-libanés Amin Maalouf en su nuevo libro “Disordered World”, “creíamos que la democracia se extendería gradualmente hasta abarcar todo el planeta, que las barreras entre los países caerían, que el movimiento de personas, mercancías, imágenes e ideas se desarrollaría sin obstáculos, marcando el comienzo de una era de progreso y prosperidad “.

“America under attack “ y sus consecuencias

La industria cultural estadounidense, superado el miedo a que alguien apretara el famoso botón rojo durante la Guerra Fría, había sustituido al “soviético” o “comunista” como malo oficial por el “integrista islámico” obsesionado con acabar con el sueño americano. Y algunos creadores “fantaseaban” con la posibilidad de un atentado terrorista en la ciudad que nunca duerme. En “Estado de sitio” (The siege), que parafrasea el título de la película de Costa-Gavras sobre las dudosas actividades de la CIA en América Central, la extraña pareja formada por Denzel Washington y Annette Bening impedía ,“in extremis”, que unos yihadistas volaran la Gran Manzana. La realidad siempre supera a la ficción y tres años después nadie podría evitar los brutales atentados del 11 de septiembre.

Los medios estadounidenses, en concreto los neoyorquinos, emplearon todo su talento en plasmar la magnitud de la tragedia. Time tituló “Un día de infamia”, rememorando las palabras de Roosevelt durante el ataque a Pearl Harbour. Otros, como el New York Times, titularon “Estados Unidos atacado” o Newsweek “América bajo ataque”. Así se sentían los ciudadanos de una superpotencia acostumbrada a Guerras Frías, intervenciones en todos los continentes y patios traseros. Eran vulnerables y todo el mundo tomó conciencia de ello. Las consecuencias no se harían esperar. En “The 9/11 wars” el corresponsal de guerra Jason Burke analiza su influencia en la Paz y la Seguridad mundiales. La semilla de un vasto conflicto que llevaría a guerras, invasiones y el desplazamiento de miles de personas se estaba gestando. “Los desposeídos y hambrientos que viven en los desiertos del Norte de África, en los barrios pobres de Gaza y en las montañas de Afganistán se convirtieron en el blanco de la ira del eje angloamericano” como reconoció el propio Tony Blair.

Al Qaeda, libertades civiles y Política Exterior

Además de muerte, destrucción y dolor, los atentados del 11-S dejaron tras de sí confusión, perplejidad y necesidad de saber, lo cual se traduciría en un sinfín de posibilidades editoriales. Los primeros libros sobre los atentados se publicaron en 2002 y 2003. Abordaban las causas, analizaban la Política Internacional de EEUU y su moral poco ortodoxa, descubrían las incipientes redes terroristas islámicas en las cuales una desconocida Al-Qaeda alcanzó el “number one” y se preocupaban por el recorte de libertades civiles que siguió a los ataques.

El gran best-seller de la tragedia es la versión en libro, del cual saldrá una nueva edición el 12 de septiembre, del informe oficial (The 9/11 Commission Report) elaborado por la Comisión Kean/Hamilton a petición del entonces Presidente George W. Bush y del Congreso. 1.200 personas fueron entrevistadas en 10 países hasta reunir dos millones y medio de documentos. Dicho informe dio lugar a una novela gráfica, “El Informe 11-S”, de Sid Jacobson y Ernie Colon cuya intención era presentar la información de forma más asimilable y clara, aprovechando el lenguaje propio de la historieta que, por ejemplo, permite mostrar de forma simultánea y con claridad varias acciones que tienen lugar paralelamente. En este caso, lo que ocurrió con los diferentes aviones que fueron secuestrados desde que despegaron hasta que se estrellaron.

11-S: novedades editoriales

A lo largo de estos diez años muchos han querido subirse al carro editorial del 9/11. Un ejemplo lo encontramos en la apuesta de la editorial W. W. Norton y CIA que pondrá a la venta el próximo 12 de septiembre 150.000 copias de “The Black Banners: The Inside Story of 9/11 and the War Against Al Qaeda,” . Escrito por Ali H. Soufan, un ex agente de la CIA infiltrado en Al-Quaeda durante años, en el manuscrito, denunciado por la Agencia de Inteligencia por sus “omisiones” y “manipulaciones”, Soufan sostiene que la CIA perdió la oportunidad de evitar el atentado por no dar importancia a una información del FBI sobre dos posibles pilotos suicidas procedentes de San Diego.

Las razones para seguir publicando libros sobre el 11 de septiembre y convencer a los lectores de que los compren son sencillas. Primero, estas nuevas ediciones presumen de tener la objetividad y la capacidad de análisis que da el paso del tiempo, y segundo, insinúan que hay datos de los atentados que aún son desconocidos. Uno de los grandes filones en Estados Unidos ha sido la venta de libros infantiles sobre los atentados.

A lo largo del mes de septiembre Barnes and Noble colocará en las librerías ocho títulos entre los cuales se encuentran “The Legacy Letters,” una serie de cartas reunidas por la ONG Tuesday’s Children , “A Decade of Hope” de Dennis Smith, “A Place of Remembrance” de Allison Blais y Lynn Rasic y “Thunder Dog” de Michael Hingson.

En España, la editorial Errata Naturae lanza “Nueva York, 8:45 A.M. “, una recopilación de los mejores artículos y reportajes periodísticos sobre la que sucedió esa mañana y sus consecuencias en muchos ámbitos, incluida la “caza” a Bin Ladden hasta que fue abatido en Pakistán por un comando de élite del ejército de los Estados Unidos y cómo se recibió la noticia en Nueva York.

Pero no solo de libros se nutre el 11-S. A través de la iniciativa “Cartoonists Remember 9/11″, las comic strip de los suplementos dominicales recordarán a las víctimas de la tragedia. Tras la publicación en los diarios, las historietas originales serán expuestas en museos de Washington, San Francisco y Nueva York. Neoyorquinos ilustres como Spiderman alabarán el trabajo de los bomberos y Hagar el Horrible les dará las gracias a los agentes de rescate. Gracias al apoyo de King Features, cientos de artistas participarán en la iniciativa y el 11 de septiembre se publicarán 93 cómics

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Te gustó esta explicación? Mucho más en las Redes Sociales